Translate

miércoles, 31 de julio de 2013

Suavis Inimicitia


Adriana soportaba cómo podía la ausencia de Aníbal,Sadik era un gran consuelo,pero la incertidumbre de que su marido pudiese morir a manos de algún bárbaro íbero era frustrante,ella allí en Cartago y él las tierras bárbaras de Iberia.
Dido trataba de consolarla cuando la joven princesa se derrumbaba,recibiendo a veces alguna reprimenda de Dido.

-Adriana,eres esposa de un militar,compórtate  cómo tal.

A Adriana le sorprendía la frialdad de Dido,la cartaginesa tenía la experiencia de que su marido Asdrúbal fue militar,su hermano y padre militares y su pareja actual militar,su hijo Âkil sería militar.
Pero bajo apariencia de frialdad,Dido sufría por su hermano y por Aderbal,la incertidumbre era un horror.

Pero a veces la diosa Fortuna les sonreía y ambas recibían un mensaje por parte de Aníbal y Aderbal.
Adriana casi chillo de la alegría al recibir las primeras noticias de su esposo,hacía más de un mes que no sabía nada de él.

-Dido,esta vivo,¡esta vivo!- Unas cuantas lágrimas de felicidad recorrieron las mejillas de Adriana,noches de llanto hasta dormirse,viendo a través del rostro de su hijo de tres meses a su marido. Adriana no leyó de inmediato el pergamino,lo estrecho contra su pecho cohibida por la mezcla de la alegría y a la vez el miedo de que noticias había.

-No lo dudes,mi hermano honra a Baal Safón o Marte con su forma de combatir.

Esa noche,tras acostar al pequeño en su cuna,fue a su alcoba y se sentó en el borde de la cama,ansiosa por saber las noticias de su esposo.Desenrollo el pergamino y de inmediato empezó a leer.
No era un mensaje propio a una esposa,nada de sentimientos,todo era dentro de términos técnicos de la guerra,hablaba de las bajas ocasionadas en el ejército cartaginés,de los íberos muertos bajo  su espada,del tiempo que les llevo tomar el poblado íbero.
También decía que la campaña militar se alargaba debido que al sitiar y tomar el poblado,poblados vecinos se había rebelado en vez de someterse al poder militar cartaginés habían decidido sublevarse....pobre infelices.....

Aún más tiempo fuera....
Aníbal le había dicho antes de partir que quizás podría alargarse la campaña hasta medio año.
Adriana suspiró apenada,le extrañaba demasiado.En fin,lo único que podía hacer era responderle al mensaje y tratar de alegrarle un poco,de demostrar que le esperaría.
De modo que no se acostó aún,sino que de inmediato se puso a escribir la respuesta para que el mensajero partiese mañana mismo.

"Salve Aníbal,los dioses te sonríen al hacer que tu campaña militar en tierras íberas vaya bien,espero que consigas doblegarles bajo la espada o con la amenaza de la crucifixión y se rindan ante el poder de Cartago"- se le hizo raro escribir esto dado que Roma y Cartago eran enemigos.- "Baal y Júpiter te tienen bajo su protección. 
Aquí apenas pasa nada interesante,nuestro hijo cada día está más grande y fuerte,se parece tanto a ti.Te veo a través de sus ojos,estoy segura de que en un futuro lucharéis juntos y yo me sentiré más sola. Te extraño cada día,no me acostumbro a estar sin ti. El día y las noches se me hacen largas,sólo me consuela que me dejaste un hijo a quién cuidar y que preservara tu nombre si caes.Aunque no lo harás,Gracia de Baal,favorito de Melkart. Baal Safón y Marte te ayudan desde la morada de los dioses. 
Esposo,temo que encuentres forma de satisfacer tus necesidades de hombre entre los brazos de alguna esclava íbera,yo te espero fiel,cómo cuando fuiste a Libia. No se que más podría decirte tu humilde esposa,sé que en estos momentos estarás centrado en cómo batallar a los íberos en vez de preocuparte de mi y de Sadik,pero que sepas que ambos te esperamos impacientes de verte,de querer abrazarte....que los dioses te guíen y destroza a los íberos,que se sometan pronto ante ti,que se den cuenta que no tienen más opciones que o someterse o morir en batalla o crucificados.No quiero ni pensar en tal agonía del que eres testigo.
Te espero,Aníbal,te quiero. Tu esposa,Adriana".

Adriana enrollo el mensaje,suspirando,ojala volviese pronto.Iberia era una tierra de muy poco agrado para la princesa,esa tierra la había privado de su marido y de algunos familiares.Deseaba que Iberia cayese en manos cartaginesas o romanas. Lo que más temía era que Iberia la recordase a Delinenar y la aborreciese,aunque le habían asegurado de que Delinenar era una mancha para Aníbal,alguién que quería borrar de su existencia.

Continuará...... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario