Translate

lunes, 29 de julio de 2013

Suavis inimicitia


Finalmente Aníbal lo consiguió,el Senado decidió mandarle a Iberia,a Cartago Nova,iba a luchar contra los íberos junto Amílcar Barca. Por fin. Había estado antes en Iberia,pero cómo soldado de menor rango,ahora era general.Se sentía dichoso,estaba deseando partir,tenía la emoción de un chiquillo.Pero ya no era un inexperto soldado,no,además,ahora había gente que dependía de él: Adriana y Sadik. Era una sensación extraña esa.Nunca nadie había dependido de él,ahora tenía su propia familia.

-Deberías estar contento,Aníbal.-le dijo Aderbal de camino a casa,su amigo desde que formalmente era la pareja de Dido prácticamente se pasaba el día allí metido,cosa que no le molestaba en absoluto a ninguno.

-Lo estoy.Pero...es extraño,ahora tengo a Adriana y a Sadik.Mi familia.-le resultaba raro usar esa palabra "familia",antes se refería a su relación con Adriana cómo "pareja" o "matrimonio" nada más,pero ahora había un termino aún más importante "familia".

-¿Temes no volver?

-A parte.Si muriese,Adriana y Sadik....dependen de mí.

-Lo sé.Venga,Adriana comprenderá que debes ausentarte meses para luchar contra esos bárbaros íberos.Es nieta de cónsul,hija de un soldado,esposa de uno...

-¿Siempre eres tan optimista?-Aderbal asintió con la cabeza.Al menos le quedaba el consuelo de que Adriana seguía siendo princesa,dinero no le faltaría.

Esa noche,Aníbal debía decirle a Adriana que se iba a ir unos meses a Iberia,ella le comprendería,siempre lo había echo.Comprendió lo de Libia,¿por qué no entendería lo de Iberia? Además,estaba casada con un militar,tenía que acostumbrarse.
Entró en la habitación conyugal,ahí estaba Adriana,con su hijo,desobedeciendo el que el niño debía estar lo mínimo allí.Pero esa vez le dio igual.

-Déjamelo.-pidió Aníbal,Adriana lo miró sorprendida,pero se acercó a su esposo con el bebé en brazos,no tardo en pasar de los brazos maternos a los fuertes brazos del padre.

-Cuidado con la cabecita.-dijo Adriana,Aníbal acomodo al niño en sus brazos,le sorprendía cómo una criatura tan pequeña pudo ser engendrada por él y por Adriana.Sadik le miró a los ojos,no se sentía tan agusto en brazos de su padre cómo en brazos de su madre,por lo que se removió un poco,pero Aníbal lo tenía sujeto con firmeza pero sin hacerle daño.

-Adriana.Me han destinado a Iberia.-soltó de golpe,Adriana lo miró con sus grandes ojos de venado abiertos de par en par,¿Iberia? ¿Tan lejos?

-¿A Iberia?

-Sí.

-¿Tenemos que ir también nosotros?- preguntó ella notablemente preocupada,Aníbal se quedo pensativo,era cierto que las mujeres e hijos de algunos de sus oficiales los acompañaban a Iberia. Pero él no quería tener a su familia allí,cerca de un campo de batalla. Además,íberos y romanos se odiaban. Adriana era romana y su hijo medio romano.

-No.No quiero que vayas ni tu ni el mocoso.

-Sadik.

-Cómo sea. Íberos y romanos no se llevan bien,tú eres de sangre noble romana y el enano es medio romano.- Adriana se quedo pensativa,¿cuánto tendría que estar lejos de él? ¿Meses? ¿Años?

-¿Cuánto?

-Unos meses,seis meses cómo mucho.- se sentaron al borde de la cama,Aníbal aún portaba en sus brazos al niño que no tardó en acostumbrarse a los brazos de su padre y lo miraban con cierta curiosidad,Aníbal pudo detectar en la mirada esmeralda de su hijo una aguda inteligencia ya.

-Es mucho....

-Adriana,soy un militar.El ejército es mi vida.- como única respuesta recibió un leve beso en los labios por parte de su esposa.Ese gesto lo desarmo por completo,nunca estuvo acostumbrado a recibir muestras de afecto,y ahora Adriana se las proporcionaba sinceramente.

-Lo sé.Te voy a echar de menos.Al menos tengo a nuestro bebé para que me ayude a tolerar tu ausencia.

-No seas tan cursi,mujer.-corto con cierta brusquedad,debía reconocer que le derretía la dulzura de Adriana,pero tenía una imagen que mantener.

-Voy a acostar al pequeño.-Adriana tomo al bebé entre sus brazos,cosa que Aníbal dejo sin nada de resistencia.

-En una semana me iré,esposa,¿sabes lo que significa?

-¿Noches de sexo hasta el agotamiento?

-Sí.-Adriana no pudo evitar esbozar una sonrisa antes de salir de la alcoba para dejar al bebé dormir.

Continuara.......


No hay comentarios:

Publicar un comentario