Translate

domingo, 4 de agosto de 2013

Suavis Inimicitia


La batalla de los púnicos contra los íberos fue brutal,hubo numerosas bajas en ambos bandos,pero finalmente la victoria de impuso sobre los púnicos a pesar de que esta batalla se les hizo bastante difícil.
Por ejemplo,Aderbal resulto herido por un disparo de flecha en el brazo derecho,atravesándole el tendón,pero el curandero le aseguró que no perdería el brazo pero tardaría años en volver a manejar las armas con la misma destreza que antaño. Aníbal se preocupo por su capitán,a fin de cuentas era su hermano de leche. Al menos Aderbal sería compensado y podría seguir sirviendo al ejército en términos de su enlace con el senado de Cartago.

-¡Mi general!- uno de los soldados entró en la tienda de Aníbal de manera apresurada,pillando a Aníbal cambiándose las vendas de una herida poco profunda que recibió en el costado,sería una cicatriz pequeña pero tenía más.

-¿Qué ocurre?

-Romanos. Hay un cónsul de Roma que quiere veros.- Aníbal frunció el ceño,¿qué querían los romanos? No habían cruzado el Iberus,no habían entrado en territorio romano.Seguramente ese cónsul estaría allí para marcar territorio,recordarle lo que ocurriría si un sólo soldado cartaginés ponía un pie en el otro lado de la orilla del río.

-Que pase.- el soldado salió de la tienda y en breve entró en su tienda tres soldados romanos.Uno de ellos conocido de Aníbal: Julius Augustus.

-Tú....

-Salve Aníbal.- el púnico se sorprendía un poco de la aparición de Julius,no aparentaba los cuarenta y seis años que tenía,el pelo castaño oscuro clareaba un poco en las sienes y casi ninguna arruga.Vestía la armadura romana,normal siendo también militar,los dos soldados que venían con él eran apenas unos muchachos.Uno de ellos le recordaba a Aníbal ligeramente a Adelphos.

-¿Qué queréis?

-Recordarte que estáis en los límites que se acordó en el Senado. Que no podéis atacar algunas de las aldeas que hay en las orillas del Iberus porque son aliadas de la República de Roma y se consideraría un acto de guerra contra Roma.

-No hace falta que me lo recuerdes.No soy estúpido.-ambos se miraron con evidente antipatía,a Aníbal le repugnaba Julius por el blasfemo matrimonio que contrajo con su propia nieta y al ver engendrado a sus bisnietos y a sus hijos a la vez. Julius odiaba a Aníbal por haber matado a su hijo Marcus,padre de Adriana y Selene y por haberles mentido con lo de la boda que tuvo con Adriana y no haberles avisado.Hizo que su Selene llorase y nadie hacía llorar a su esposa.

-Lo sé.No en vano te emparentaste con Adriana por el trono de Siracusa.

-"¡No fue por eso!"-quiso gritar Aníbal,pero no lo dijo.- Y tú para mantener tu sangre preñaste a tu propia nieta.

-Mi esposa. No hablemos de ti y el hijo que engendraste con Adriana.

-Mi hijo.- se notaba claramente la tensión entre ambos hombres y con timidez,el muchacho que se parecía vagamente a Adelphos decidió intervenir.

-Julius,Aníbal,no peleéis,estamos en familia.

-¿Estamos?- preguntó ligeramente intrigado Aníbal,Julius le dedico una breve mirada al muchacho.

-Fabio Iulia. Hijo de Octavio y de Dafne de Sardonia,hermano de Adelphos.- ¿hermano de Adelphos? Desconocía que Adelphos tuviese hermanos,total le daba igual,no los consideraba familia.

-Aníbal,sólo vinimos por ordenes del Senado. Y por que.....¿cómo esta Adriana?- el orgullo de Julius se desvaneció brevemente,Adriana era su nieta a fin de cuentas,la quería,la había criado.

-Kshyqti esta bien.Con Sadik.- ¿Sadik?¿Ese era el nombre de su bisnieto? ¿Kshyqti? Era cierto.Adriana tuvo que empezar a usar un nombre púnico al casarse con Aníbal.

-¡Aníbal!- Aderbal entró en la tienda,con su brazo cuidadosamente vendado y con la mancha entre las vendas color parduzca seguramente por algún ungüento.

-Aderbal,estoy reunido.

-Ya nos íbamos. Recuerda Aníbal....pasad el Iberus y habrá guerra.Atacad las aldeas que te dije y será provocación de guerra.

Los romanos se fueron y el otro soldado empezó a hablar en voz baja con Fabio hablando mal de los cartagineses.

-Ese gugga (en la comedia de Plauto,Poemulus,uno de los personajes romanos se refiere a un comerciante cartaginés con el nombre de "gugga" cuyo insulto se traduce cómo "rata insignificante") es un orgulloso de mierda.

-No le insultes,Quintus,ha demostrado ser un sanguinario rival y es familia política mía.- inquirió Fabio con su habitual diplomacia.

-Fabio. Aníbal es un sanguinario,un hijo de puta.- musito Julius notablemente enejado,no podía perdonar el asesinato de Marcus,sin piedad y ante sus ojos.Nunca pudo olvidarlo.Esa imagen siempre le perseguiría en sus peores pesadillas.


-Ojo rojo de Melkart romanos asquerosos....hijos de puta....cerdos repugnantes...-musitaba Aníbal moviéndose de un lado a otro por su tienda bajo la mirada de Aderbal.

-Aníbal,esa lengua.- le regaño medio riendo,ganándose una mirada homicida de su amigo,que se suavizó ligeramente al ver su brazo vendado.

-¿Cómo esta tu brazo?

-Pudo haber sido peor,hermano.Piensa en positivo.Mañana acabaremos por fin y en breve tendrás a tu preciosa Adriana a tu lado.

-Si.....


Continuara......

No hay comentarios:

Publicar un comentario