Translate

jueves, 1 de agosto de 2013

Suavis Inimicitia


- ¿Aníbal , estás seguro de que saldrá bien?-Preguntó Aderbal , ajustando su capucha de mendigo bajo su traje de Íbero.


- Tú calla y sígueme el juego..-Contestó Aníbal a su amigo , haciendo lo mismo que él.



Ambos se acercaron a la puerta de aquella inmensa fortaleza de madera y piedra , alzando la voz para avisar al centinela Íbero que se encontraba sobre los muros . Miraron ambos hacia aquel hombre y tras unos segundos pensando Aníbal conjugó una frase entera en la lengua natal del lugar , para que así su mentira y si inflitración estuviesen aseguradas. Le dijo lo siguiente : '' Somos dos civiles , venimos a dar buenas nuevas sobre el enemigo.''



El centinela no tardó en avisar a los compañeros de las puertas , esas enormes puertas de madera. Presto , los soldados  tiraron de ambas palancas , activando así un mecanismo que elevó las puertas lentamente para que así , Aníbal y Aderbal se inflitrasen como si nada.
Una vez dentro , ambos se miraron , cada uno acercándose a uno de los soldados  y tras eso Aníbal asintió  ,  ambos sacaron de sus túnicas de piel una daga , las cuales no tardaron en clavar en el cuello de ambos soldados ,  era hora de entrar en batalla . Aníbal  atascó la palanca de la puerta  y se dirigió  hacia uno de los laterales de la fortaleza , viendo que había una hoguera , rápidamente agarró un palo y lo prendió con esa hoguera , dirigiéndose hacia la puerta.
Uno de los soldados lo avistó y al ver lo que hacía llamó la atención de los demás centinelas , avisando de lo que aquel ''mendigo'' hacía  , a lo que estos no tardaron nada en cargar sus hondas de piedras y lanzarlas contra él , una cosinguió alcanzarse el brazo , pero aún así no se detuvo , le dio aquel palo ardiendo a Aderbal y este salió con rapidez hacia afuerta  moviendo el palo , en ese momento de las oscuridades del bosque emanaron soldados , muchos equipados con espadas y otros pocos con arcos , eliminando así la defensa de las murallas.-




- ¡ Arrasda este sitio ! - gritó Aderbal emocionado por la batalla.



- ¡ Te dije que funcionaría !- gritó ahora Aníbal a su amigo.



Ambos dejaron que su numeroso grupo de hombres penetrase la fortaleza con brutalidad. Parecían una manada de lobos buscando comida después de haberse llevado semanas sin alimentarse.
Aderbal buscó con la mirada a Aníbal  ,el cual se perdió entre todo el montón de soldados , en mitad de la guerra. Cuando lo avistó estaba haciendo lo de siempre , arrimarse al fragor de la batalla.


- ¡ No cambiarás nunca. !- rodó los ojos ,yendo hacia él para darle asitencia en combate.


Aníbal parecía que se lo estaba pasando como nunca , como si fuese su anterior guerra en Íberia , lo estaba dando todo en combate y por todo era absolutamente todo , él solo  consiguió enfrentarse a varios Íberos bastante más altos y anchos , como era normal , todos muertos.


La batalla duró toda la noche , en ella perecieron bastantes soldados de su ejército , pero a la misma vez bastantes soldados de los Íberos , descuartizados  o con varias flechas en su cuerpo.
Cuando amaneció todo el pueblo y toda la fortaleza estaban quemados y arrasados , había cadáveres de civiles Íberos  , niños , mujeres y ancianos , a parte de los soldados .
Aníbal se encontraba sentado sentado sobre un carro de madera del lugar , observando el destrozo del lugar.


-¡ Aderbal ! Ven un momento..-dijo Aníbal , poniéndose en pie , para así hablar con su amigo.



- Dime Aníbal..-dijo sonriente , dirigiéndose a él.



- Por favor , envíale esto a Adriana ..- de un pequeño pañuelo que había dentro del carro sacó un collar de oro , el cual estaba en perfectas condiciones y unos caballos de madera de juguete , algo pequeños y junto a ellos unos soldados de maderas , al igual que los caballos , pequeños , ya que eran los juguetes de los niños.
- Para Adriana y el mocoso..


- De acuerdo , enseguida de lo doy al mensajero.-Dijo Aderbal , dejando a Aníbal allí.



- Pronto estaré en casa..- Dijó Aníbal en voz baja antes de irse con sus tropas hacia el siguiente territorio.





Continuará..

No hay comentarios:

Publicar un comentario