Translate

lunes, 19 de agosto de 2013

Suavis Inimicita


Fue una tremenda satisfacción personal para Aníbal el haber acabado con la miserable vida de quién había sido su padre,cosa que sólo lo hacía ser su padre porque le engendro,no porque hubiese ejercido de padre.
Tras haber acabado con él,Aníbal salió de la casa de su padre con la conciencia tranquila ya que eso había sido justicia.
Aderbal lo esperaba con una sonrisa aburrida,mirándole con burla

-"No tardare".- dijo su amigo imitando las palabras de su amigo.- .- Te has regodeado bastante,casi un día.- teniendo en cuenta que habían tardado dos en llegar y Aníbal se había pasado una noche y un día torturando a Hannon.

-Vámonos a casa.-  no tenía intención de discutir con su amigo.El viaje tal y cómo la ida duró dos días y justo cuando divisaron las murallas de la tan amada ciudad de Cartago el cielo se estaba tiñendo de negro,dejando paso a la noche. Poco hablaron los amigos por el camino,aunque se notaba que Aníbal estaba de bastante buen humor,no era para menos,había matado al responsable de su desgracia.

-¿Vamos a una posada a cenar?- preguntó Aderbal con un brillo de ilusión en su mirada,Aníbal resoplo pensando la oferta de su amigo,tenía ganas de ver a Adriana,pero era cierto que llevaban casi tres días sin comer,de modo que no tardo en aceptar la oferta de su amigo.


-¿Qué ha ocurrido Selene?- preguntó Adriana una vez dentro de casa,la esclava Elira,que se había acabado por convertir en la esclava de confianza de Adriana,se ofreció para cuidar a los hijos de Selene,Marco y Junio,para que ambas hermanas estuviesen tranquilas.

-Pues.....Julius no tenía nada importante que hacer en Roma por unos días,de modo que nos retiramos a la finca que tenemos lejos de la ciudad.

-Ah,ya se cuál es.- era una finca que tenían al norte,en el campo. Era una finca grande y apacible,a veces había incursiones celtas a otras fincas,pero por lo demás era pacífica.

-Bien....estábamos allí,tan tranquilos con Marco y Junio cuando.....nos atacaron los bárbaros....

-¡¿Qué?! ¿Julius y tú estáis bien?

-Sí...Julius volvió a Roma cuando yo partí aquí....conseguimos escapar.....él se quedo en Roma porque habían acordado con esos salvajes unos límites y los violaron.De modo que van a ser destruidos.No sabía que hacer,me sentía tan sola.....y decidí venir aquí.¿Somos mis hijos y yo bienvenidos?

-Mi casa es tu casa hermana.- Selene abrazó a Adriana y se hecho a llorar,su hermana seguía igual de dulce y tierna,aunque debía reconocer que algo había cambiado.Por ejemplo el habla,tenía un leve deje de acento púnico,lógico de hablar todo el día en púnico.

-¿Puedo ver a Sadik?- preguntó Selene,Adriana sonrió y llamó a Elira para que trajese a los pequeños,la esclava libia obedeció y cómo pudo trajo a los tres pequeños.
Marco y Junio tenían los dos el pelo castaño oscuro,cómo su primo y los ojos castaño claro a diferencia de su primo que poseía unos preciosos ojos verdes.

-¡Qué mono es!- dijo Selene más animada al ver a sus dos pequeños hijos.


Aníbal volvió más tarde de lo que quería,seguramente ya Adriana estaría dormida.De modo que cuando entró en su casa fue directamente al dormitorio,estaba cansado y mañana le tocaría volver a la rutina del ejército. Casi le dio un infarto al encontrarse en su cama a Adriana durmiendo con Selene,¡¿qué cojones hacía Selene allí?

-¡Adriana!- bramó el púnico,despertando a ambas hermanas. Desde pequeñas tenían la costumbre de dormir juntas y sólo dejaron de hacerlo cuando Selene se casó con Julius.

-Tan dulce cómo siempre.....-murmuro Selene con voz socarrona,Adriana le dio un codazo para que se callase.

-Pues.....

-Tú,fuera de mi cama.- Aníbal sacó a Selene de la cama y de la habitación a rastras y la dejo en la puerta.- Mi cama,mi habitación,mi esposa.Adiós.- sin más le cerro la puerta en las narices a su cuñada,si estaba de visita que estuviese,pero nada de dormir allí en su cama,que durmiese en el suelo del pasillo.

-No tienes porque ser tan grosero....

-Te lo dije hace tiempo Adriana.Aquí sólo tu y yo.- Adriana no aguanto más y todas sus dudas reventaron,quería saber si su esposo se estaba acostando con otra o si fue a matar a su padre.

-O tus putas....-musito Adriana con rabia,clavando una mirada colérica a Aníbal.

-¿Qué?

-¿Te acuestas con otras?¿Me eres fiel?

-Mira,mocosa.Podría serte infiel,follarme a cada mujer que me diese la gana y tu seguir abriéndote de piernas con una orden mía.Pero juré a Baal que te sería fiel,y nunca rompo un juramento.-aunque bien disimulado,Aníbal con esas duras palabras le trataba de decir a Adriana que la quería,que no se acostaría con nadie más que no fuese ella.

-Entonces.....¿dónde has estado? Élbir me dijo que buscabas a un tal Hannon,¿tú padre?

-....Sí....-cansado se sentó al borde de la cama,Adriana no tardo en arrimarse a él y abrazarle,Dido le contó por lo que había pasado,las palizas,el odio,lo del libio....sentía una compasión y una admiración hacía él por haber aguantado tando....

-¿Lo mataste?

-Sí.

-Algo habría hecho para que se ganase tu odio.- Aníbal ante tal comprensión de su mujer no pudo hacer otra cosa que desahogarse con ella.Le contó todo,absolutamente todo.Las palizas,el libio,los malos tratos,el obligado asesinato de su hermano mayor Arístides y de su esposa Helena.

-Pero no voy a cambiar Adriana.....soy así,aunque corte los lazos con él pasado no voy a cambiar.

-Lo sé,Gracia de Baal....ese nombre....

-Me lo puso mi madre.Creo que fue la única que me apreció.

-Yo te.....te amo....-murmuro Adriana,notando cómo los músculos de Aníbal se tensaban en su abrazo,no estaba acostumbrado a ser amado por alguien y más por ella.Pero no podía decirle que la amaba....

-Selene se quedara mucho,¿no?

-Sí.Los atacaron y necesitaba alejarse de Roma.

-Que no duerma más aquí.

Continuara.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario