Translate

sábado, 10 de agosto de 2013

Suavis Inimicitia.


Las pesadillas de los traumáticos recuerdos a manos de Eheder,el libio que le esclavizo en su infancia,seguían arraigadas en la psique de Aníbal,quizás por su paternidad,porque temía en lo más profundo de su ser que a su hijo sufriese lo mismo. Aníbal sudaba y se revolvía en la cama atormentado por ese recuerdo:

-"Así que,¿en vez de a tu hija,me ofreces a un mocoso de nueve años?"- preguntó claramente la voz de Eheder clavando sus ojos en el pequeño Aníbal que miraba aterrorizado a su padre,Hannon.

-"Dido esta prometida. Este...hijo mío -se noto cómo le costo decir que Aníbal era hijo suyo.-es lo único que te voy a ofrecer.Tómalo los meses que quieras.Haz con él lo que te plazca".
 Sin sentimiento de culpa alguno,Hannon empujo a Aníbal hacia el libio,un hombre alto de constitución ancha y mirada maliciosa que asustaba al niño.

-"Tú nombre,hijo de Baal".- dijo Eheder,Aníbal no contesto,estaba claramente asustado y triste,¿tanto lo odiaba su padre? ¿Iba a entregarlo a ese hombre? Miró a su padre y leyó la respuesta en los negros ojos de Hannon: Sí.

-"¡Contesta!"- gritó el libio cruzándole la cara de una sonora bofetada,por la fuerza y porque los dedos de Eheder estaban llenas de anillos le hizo  un corte superficial en el labio inferior a Aníbal.

-"A...Aníbal...."

-"Me lo quedo por unos meses Hannon".- la mirada aún inocente del niño vio cómo Eheder le tendió a Hannon una bolsa que tintineaba el precio por la inocencia de su hijo. Cartago había perdido una guerra contra Libia y en secreto,Eheder y Hannon habían negociado sobre la inocencia del menor de los hijos del cartaginés.
El libio hundió su gran mano en los negros cabellos de Aníbal y le dio un fuerte tirón de pelos en señal de que se moviera ya y que fuese con él. EL niño dio un gruñido de dolor,y de su garganta,seca por el  terror solo pudo murmurar una frase antes de ser llevado a la fuerza a Libia.

-"Padre....por favor,no me dejes".- dirigió una mirada de angustia a su padre que lo único que hizo fue evitar su mirada.


-"Qué cuerpecito tan tierno tienes pequeño Aníbal"- dijo Eheder dejando al pequeño solo en la cama,Aníbal estaba echo un ovillo,con marcas de golpes,semi desnudo,con evidentes signos de agresión sexual a su inocente cuerpo. Su infantil rostro estaba bañado en lágrimas,lágrimas que fueron lamidas sin pudor alguno por Eheder que parecía disfrutar del calvario del niño.

-"Lávate y vistete,esclavo. Tienes que limpiar.Que seas cómo una puta no quiere decir que no vayas a hacer más cosas".- estas eran algunas de las palabras hirientes que le dedicaba a Aníbal. Este trato quedaría gravado para siempre en la psique de Aníbal.Destrozando la inocencia del niño.
Cuando Aníbal volvió a su hogar en Cartago,el niño tenía diez años,ya que había pasado su décimo cumpleaños en la esclavitud. El día que llegó,Hannon vio que en los ojos de su hijo había un odio,una cólera....ya no había ni rastro de inocencia y ternura en su hijo.

-"Bien niño.Ahora usaras todo ese resentimiento contra el enemigo.Contra Roma."

-"No seré tu instrumento de guerra,Hannon".

-"¿Prefieres volver con Ehder?"- asustado por esa idea,Aníbal agachó la cabeza,asumiendo el papel que debía asumir....

Aníbal despertó sobresaltado,ahogando un grito.Todo había sido tan real.....miró a Adriana,a la que había despertado a causa de su brusco despertar.

-Aníbal....

-No me dejes nunca.Por favor....quédate....-la coraza que cubría su corazón fue resquebrajada por unos instantes,miró a Adriana ansioso,la veía tan real y a la vez tan inalcanzable....

-No te voy a dejar,eres mi esposo.

-.....Abrázame....- pidió el púnico emocionalmente vulnerable.La romana no se lo pensó dos veces y lo recibió entre sus brazos,ahora lo veía tan frágil,tan vulnerable.....tan humano.

-No voy a hacer como Delinenar,no te voy a abandonar.-susurró Adriana,Aníbal la miró a los ojos,hablaba en serio.Comparó a Delinenar con Adriana y eran lados opuestos.Delinenar tan loca y tan puta.Adriana tan dulce y tan tierna. ¿Podía decirle todo lo que le ocurrió a ella? Sí...pero no esa noche...

Continuara......



No hay comentarios:

Publicar un comentario