Translate

domingo, 23 de marzo de 2014

Suavis Inimicitia "El perdón"

(Antes de empezar,quisiera decir que hoy en España se ha perdido uno de los mejores hombres que ha habido,el ex-presidente Adolfo Suárez ha fallecido hoy debido a su avanzada enfermedad,el Alzheimer complicada con una neumonía.  Adolfo Suárez fue el que levantó  España tras la dictadura franquista que se vivió. Sé que es raro que  una mocosa de dieciocho años como soy yo hable de política en un blog dedicado a una historia ficticia,pero por este hombre se merece la pena hacer un paréntesis en la historia.)



Aníbal estaba esperando fuera de la habitación junto con Ailis, eran muchos y además no se sentía cómodo en la casa Augustus,y supuso que Ailis tampoco porque no entró en la habitación,pero no tenía ganas de entablar conversación con ella. Malditos Aderbal y Élbir.....se fueron por ahí de tabernas con la excusa de “seremos muchos y mejor iremos por la mañana”,que ganas de mandarlos a Cartago de una patada en el culo a cada uno.

-Ojalá Marco y Junio se recuperen- musitó Ailis tratando de entablar conversación con Aníbal,era el esposo de una de sus mejores amigas y apenas le conocía debido a lo callado que era.

-Sí....

-No eres muy hablador,¿cierto?

-No......¿qué tal tu embarazo?

-Bien,bastante bien.

-Me alegro.- con estas últimas palabras puso de momento fin a la conversación con Ailis. Ailis se encogió de hombros,al menos lo intento.

-Adriana....yo....-empezó a murmurar Selene -Perdóname,lo siento tanto...por todo....- Adriana se sentó al lado de su hermana y sin más le dio un abrazo al que Selene no tardo en responder. Al ver tan tierna escena entre hermanas,Julius les hizo a Adelphos y Fabio una señal con la cabeza para que las dejasen a solas al cuidado de los niños.

-Selene,tengo que saberlo....¿por qué te has vuelto así? Antes eras distinta....-musitó Adriana tras romper el abrazo de su hermana. Selene agachó la cabeza muy avergonzada de si misma,¿cómo podía explicarlo?

-Te envidiaba.....-Adriana encarnó una ceja,¿envidia? ¿De que? Si eran iguales en estatus y desde siempre fueron tratadas de igual a igual.

-¿Envidia? ¿De qué?

-Siempre fuiste tú la buena,la perfecta.....-empezó a musitar Selene,quizás eso era lo que les vendría bien,decir todo lo que se había guardado a lo largo de los años y que había acabado con destrozar su relación fraternal.

-No soy perfecta,Selene, tú misma la sabes. Tengo mi carácter.

-Pero siempre eres tan buena,tan dulce y tan alegre que todo el mundo te quiere. Mírate cuando llegaste a Cartago,sola,sin conocer a nadie y todos te acogieron bien.- Adriana no pudo evitar reír por eso,no estaba siendo un camino de rosas el que la aceptaran en la sociedad cartaginesa por el simple hecho de ser romana.

-Selene,no fue y no esta siendo fácil,el ser romana en la nación que es la peor enemiga de Roma es muy complicado y tu no sabes lo que pase en Iberia acompañando a Aníbal en su campaña militar.

-¿Estuviste en Iberia?- preguntó incrédula Selene a lo que Adriana asintió con la cabeza.

-Y no es fácil,tú lo entiendes por lo de Julius y tú....

-Adriana verás, yo....siempre he envidiado tu dulzura,tu candor....el trono de Siracusa....

-No me sirve de nada ser la heredera del trono de Siracusa. Te recuerdo que hay un tirano en Siracusa y que lo del consenso pude presentarme yo porque el tirano no cae bien y aprovecho que ambos estábamos de acuerdo en que Siracusa debía de ponerse de lado de Cartago. Pero si quieres el trono,tómalo,porque si el precio de tenerlo es que estemos así no lo quiero.

-No es solo eso.....envidio que tu pasaste los últimos instantes de vida con madre.....-ambas hermanas se dieron un cálido abrazo y Selene no aguantó más,todo el dolor que estaba pasando por lo de sus hijos,todos los sentimientos negativos reprimidos acabaron estallando con que Selene rompiese a llorar. Adriana dejo que su hermana llorase todo lo que quisiera y más,podía entender que también quisiera haber pasado los últimos instantes de vida de su madre con ella también.

-¿Sabes? Yo siempre te envidie,Selene.

-¿T-tú a mi?- preguntó entre hipidos Selene,¿de qué podía envidiarla su hermana?

-Siempre envidie tu seguridad,tu un tanto descaro,tu fuerza....- Selene se sorprendió de las palabras de su hermana,¿de verdad que su hermana sentía envidia por cosas de su carácter? Era la primera vez que escuchaba eso.

-¿Me perdonarás Adriana? ¿Tras todo lo que hice?-preguntó con cierto temor de que su hermana le dijese que no,que no la iba a perdonar.

-Claro que te perdono. Eres mi hermana,siempre nos vamos a tener la una a la otra- de esta reconciliación entre hermanas fueron testigos Sadik,Marco y Junio,quienes habían cogido fuerzas de flaqueza para poder ver por primera vez el lado humano y tierno de su madre,había demostrado que los quería. Debían luchar para que su madre no volviese a llorar como lo había hecho en ese momento,realmente sus padres los querían de verdad,que no eran unos hijos engendrados a la fuerza para perpetuar el apellido Augustus. No. Fueron deseados,igual que Sadik.

Julius y Aníbal estaban pendientes de lo que ocurría entre sus esposas,era muy obvio que ambas hermanas acababan de hacer las paces,restaurando un vínculo que todos creían que se había roto para siempre. Algo bueno tuvo la desgracia,que volvió a unir a Adriana y Selene,y esta vez al parecer no se iba a romper nunca más.

La noche paso rápido,entre Adriana y Selene consiguieron que la temperatura de los pequeños bajase a base de paños mojados en agua,no descansaron ni un momento,al contrario que los niños que se quedaron dormidos,Marco y Junio por la enfermedad y Sadik por el cansancio. Nadie durmió en la casa Augustus,a excepción de los niños, Julius y Aníbal estaban pendientes de cualquier cosa que pasase en la habitación,no en vano eran sus mujeres y sus hijos. En cambio Adelpho,Fabio y Ailis tuvieron que retirarse a dormir,a Ailis se la entendía debido a su gestación. Cuando las hermanas les dijeron a Julius y Aníbal que los niños estaban mejor,Julius pudo respirar tranquilo. No dejo ni un minuto de rezar a los dioses en voz baja. Los dioses le escucharon por fin.

(las dos hermanas; Selene y Adriana)


5 comentarios:

  1. Es tu blog preciosa, si sentías ganas de hacer un pequeño texto para alguien que admiraste y que recién acaba de fallecer, estás en todo tu derecho... Paz al alma de Adolfo Suárez...

    Ha sido un capítulo muy tierno, así debía ser ¿no? La reconciliación era algo inevitable porque es que se adoran, creo que juntas son muy fuertes... Fue bueno que sacaran todo lo que sentían, me ha gustado...

    Muchos besos, pequeña Sandryska!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que ha sido hoy un día de luto oficial en todo el país,no es para menos ya que fue de los percursores de la democracia tras la dictadura.

      La verdad es que si,Selene es muy soberbia y queria que se viese es porque es asi y la ternura que da el person y mas siendo hermanas.
      Un beso

      Eliminar
  2. En cambio Adelpho,Fabio y Ailis tuvieron que retirarse a dormir,a Ailis se la entendía debido a su gestación. Cuando las hermanas les dijeron a Julius y Aníbal que los niños estaban mejor,Julius pudo respirar tranquilo. No dejo ni un minuto de rezar a los dioses en voz baja. Los dioses le escucharon por fin.


    Maravillosa la historia de alguien que es escuchado para lograr lo que quiere

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julius ya había perdido a su otro hijo (el padre de Adriana y Selene) no hubiese podido aguantar perder de nuevo a sus hijos

      Eliminar