Translate

jueves, 27 de junio de 2013

Suavis inimicitia


Lo peor para Aníbal eran las noches,por el día podía animarse gracias a Aderbal,distraerse dibujando planos de barcos,manejar los negocios que tenía.Concentrarse en guerras sin importancia que había en África.Distraerse,no pensar en Adriana.

Pero en las noches....sus demonios atormentaban su alma carcomida por el odio,el rencor,la pasión.

En su mente no sólo pensaba en Adriana,los fantasmas de su pasado,sus demonios.Su padre Hannon.....
Aníbal había sido el tercero de los hijos de Hannon y su esposa Elisa,la dulce y bella Elisa falleció cuando nació él. Su padre le odio por eso,diciéndole que él no traía más que la muerte.
Hannon no trato bien a ninguno de sus hijos: Arístides,Dido y Aníbal,pero se ensañaba con el pequeño sobretodo.
Le entrenaba para la guerra con una saña terrible,casi matándolo en varias ocasiones.Le golpeaba,al mínimo error recibía una paliza terrible. Fue prometida con Delinenar,la hija de un jefe de una tribu íbera.
Su matrimonio fue impuesto aunque él joven Aníbal era apenas un adolescente de quince años,enamorado aún de la idea del amor. Una idea que fue brutalmente destrozada por el abandono de Delinenar cuando tenía veinte años. Su padre le recrimino que había sido un maricón,que a la mujer tenía que ser sumisa.

Aníbal se  revolvió en la cama,vacía.Había muchas mujeres dispuestas a calentarle la cama,¿por que sufrir por Adriana? Sin más llamo a una esclava joven,de unos diecisiete años,esa joven le calentó el lecho un poco asustada por la agresividad de Aníbal a la hora de poseerla.
Fuerza,agresividad,brutalidad....
Esa pobre muchacha lloro durante el acto,era tan brusco pero a la vez sabía dónde tocar....

No quedo satisfecho del todo,tras echar de mala manera a la esclava de su alcoba,probo con otra,una más mayor de unos veinticinco años.Más experimentada....


Adriana oía curiosa las copulas de su prometido con las esclavas,no sabía si gritaban de dolor o placer,ya que al percibir los golpes del cabecero de la cama indicaba que Aníbal se movía violento,¿se podía sentir placer con la violencia?
Esa pregunta despertó en Adriana un torpe deseo.Soñó esa noche con él.No eran pesadillas.Soñaba con que Aníbal la tomaba contra su voluntad,la hacía mujer....
Despertó deseosa por primera vez de él.Le necesitaba....se levantó de la cama y fue a la alcoba de Aníbal. Al parecer ya estaba solo,así que entró en la habitación,sorprendiendo a Aníbal,el cuál estaba sin ropa debido a sus coitos con las esclavas.

-¿Qué haces aquí?- Olvidando su honor y su castidad,Adriana impulsada por el torpe deseo se metió entre las sábanas del hombre,sorprendiéndole.

-Adriana.Basta- dijo Aníbal,no supo cómo reaccionar ante eso.Adriana le calló con un suave beso en los labios,el cuál fue correspondido con la dominación que siempre demostró él en sus besos. Un juego de lenguas,salivas mezcladas,jadeos en la boca del contrario.El deseo del hombre despertó nuevamente y tomo a Adriana de la cintura y la sentó en su regazo para que notase su sexo nuevamente despierto.

-Pídemelo.

-Aníbal yo.....

-Dilo.

-Fóllame....-otro beso apasionado en los dulces labios de Adriana,poco a poco la ropa de la princesa cayó al suelo,dejando su virginal cuerpo desnudo por primera vez a los ojos de un hombre.Y no de cualquier hombre.
El contacto de sus pieles les quemaba a los dos,era cómo juntar dos antorchas.

-Deséame....dilo,di "Te deseo"- insistía el cartaginés en el oído de la muchacha.

-Te deseo...-Aníbal la tumbo bruscamente en el lecho y se acomodo entre las piernas de Adriana,no era una seducción lenta y calculada,era una cabalgada salvaje.
Aníbal incorporo un poco a Adriana y su boca se cerro sobre uno de los virginales pechos de su prometida,lamiendo,succionado,cómo si esperase a que saliese leche de los senos de Adriana.
Adriana gemía levemente,le gustaba,sentir la ardiente y suave lengua de él dónde ningún hombre la había tocado.
Las lamidas bajaron,Aníbal recorrió el cuerpo de Adriana con su lengua y finalmente acabo lamiendo la doncellez virgen de la muchacha,penetrándola con su lengua,jugueteando con la lengua.Quería que delirase de placer.
Adriana gemía y jadeaba de placer,sentir en un lugar tan íntimo la lengua de Aníbal la estaba volviendo loca de placer.Se retorcía,gemía,jadeaba...de golpe él paro.Subió y tomo los labios de Adriana con los suyos.Húmedos,quería que degustase su propia esencia femenina.

-Dolerá un poco....-dijo nada más,dispuesto a penetrarla,de romper la castidad de Adriana.

-.... Quod amas te amo ... Dic quaeso ....- "Te amo....dime que me amas...por favor...." Aníbal lo entendió perfectamente....¿le amaba? ¿Él iba a poseerla y le pedía que le dijese que la amaba?

-Cierra los ojos....-estaba a punto de fundirse con ella,culminar su deseo desde hacía nueve años.Pero fueron interrumpidos nuevamente,esta vez por el Sol que empezó a salir,el alba despuntó en el horizonte. La noche había acabado,los amantes con el alba debían separarse....

-Aníbal....

-No.Esta noche seras mujer.Mi mujer,no llegaras virgen a la boda.



continuara..... 

(La imagen son Altair y María de Assassin's Creed,me parecía que pegaba con esta entrada.NO lo hice yo)







No hay comentarios:

Publicar un comentario