Translate

viernes, 28 de junio de 2013

Suavis inimicitia


No podía creerse lo que había echo,a semanas de la boda se había arriesgado a perder su castidad,se sentía sucia,cómo una sucia zorra.
Claudia noto a Adriana muy rara,cómo ida,cuando le hablaba a parecía que la princesa pensaba en otra cosa.

-Adriana,niña mía,¿estas bien? preguntó la esclava,Adriana la miró con una mezcla de auto compasión y repulsión hacía su persona,sin más se abrazo llorando a Claudia y entre sollozos le contó lo que casi paso con Aníbal,cómo casi se entrego a él.

-Adriana,Adriana....mi princesa....entiendo que tu juventud te pierda a veces...

-No.No fue mi juventud.Me sentí tan rara....todo mi ser ardía por sus caricias,quería que me poseyera cómo lo hizo con las esclavas.

-Adriana.Tú eres princesa,ellas esclavas. No puedes portarte cómo una mujerzuela.Eres una dama

-¿Y si no quiero serlo?

-Una sola gota de tu sangre vale más que la mayoría de esclavas,me incluyo en eso.

-Pero.....

-Te aconsejo mi niña que si quieres que te respete,que hasta que os caséis no te toque.Ni te metas en tu cama,por muchos sentimientos extraños que sientas- Claudia beso tiernamente los negros cabellos de Adriana.Podía entender que Aníbal despertó en la joven adolescente un torpe deseo hacía el sexo.Un deseo que Adriana nunca sintio.¡Y por Juno que iba a tratar de que su querida princesa llegase casta hasta su boda!

Esa noche,Aníbal esperaba a su prometida en su alcoba,no se terminaba de creer que casi la había tenido entre sus brazos.Estuvo a punto de culminar su deseo.
El cartaginés la esperaba sentado en la cama,bebiendo de una copa vino,con sus negros ojos fijos en la puerta.Adriana se retrasaba.¿Qué estaría haciendo? Quizás estaba cotilleando con Dido....se iba a enterar su hermana si era eso....

Tocaron a la puerta,rompiendo la meditación de Aníbal.Por fin.

-Pasa- dijo nada más,y en vez de ver la deseable silueta de su prometida sus ojos vieron la marchita figura de Claudia,de inmediato el asco y la decepción llenaron al cartaginés.

-¿Qué haces tú aquí? Lárgate .

-Mi señor....Adriana no va a venir....

-¡¿Qué?!- Aníbal se levanto furioso,dispuesto a ir a buscar a Adriana,violarla y matarla,pero antes de que pudiese salir,Claudia le explico el porque la joven no asistiría a la cita.

-No la deje.Adriana es una virgen.....

-Lo sé.Y mi futura esposa.

-Respetadla hasta el día que os caséis....-suplicó la anciana,echándose a los pies del cartaginés.- Os lo suplico.....

-¡Tú tuviste algo que ver con su rechazó!¡Anoche esa zorra que tienes por princesa estaba dispuesta a entregarse a mi! ¡Puta esclava,la convenciste de que no apareciese!-no le costo nada llegar a esa conclusión,Claudia había subestimado a Aníbal,creía que no sospecharía de ella,pero no contó con la aguda inteligencia del general. Él,muy enfadado,cogió su espada y puso la afilada punta sobre la sensible piel del cuello de Claudia,hizo presión hasta que hizo una herida superficial,sacándole sangre.

-Tenía pensado matarte desde que nos interrumpiste la primera vez...me has adelantado el motivo.Le diré a Adriana que te di la libertad y te mande a Tracia,por ejemplo...

-¡No te creerá! -una siniestra sonrisa se dibujo en el rostro de Aníbal.

-Me creerá en cuanto este gimiendo de placer en mi cama.Reza a ese tal Plutón.- no la dejo ni empezar una oración al Señor de los Muertos,de un movimiento cerceno de un golpe limpio la cabeza de la esclava,salpicandose de la sangre de Claudia.
Tras eso,hizo llamar a un par de criados y les dijo que cogiesen el cadáver de la esclava y se deshicieran de los restos mortales de Claudia.

Se limpio la sangre y fue a la alcoba de Adriana,la cuál trataba desesperadamente de dormir,y dio un pequeño bote al ver cómo Aníbal irrumpía en  su alcoba.

-Aníbal....

-Teníamos un acuerdo,¿no romana? Ya veo el valor que tiene la palabra de un romano....-dijo fríamente colocándose encima de la muchacha,la cuál empezó a temblar.

-No veía correcto acostarnos antes de la boda.

-Nuestra boda sera adelantada pequeña.Quiero empezar a disfrutar pronto de ese cuerpo que Baal te dio.Cuando sea tu marido, cuando te lo ordene te abrirás de piernas,me darás placer.

-Pero cuando....

-Pronto mi niña....muy pronto....


continuara.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario