Translate

domingo, 16 de junio de 2013

Suavis inimicitia


ADVERTENCIA: ESTA ENTRADA TIENE CONTENIDO SEXUAL.


Adriana siguió mansamente a Aníbal fuera de la habitación tal y cómo él le ordeno aprovechando el estado de shock de la joven.Adriana estaba anonadada,¿cómo había pasado? Se había sentido completamente dominada por el púnico con un simple beso,su primer beso....robado a la fuerza por Aníbal,quiso llorar,pero las lágrimas no salían de sus ojos.

Aníbal también estaba sumergido en sus pensamientos,casi tenía lo que llevaba nueve años planeando,desde que la vio de niña lo había planeado. Su venganza  hacía Roma. Que una de las hijas de Roma fuese su esposa,que fuese a dar a luz a sus hijos.Ese sería un golpe interesante de planear,el mezclar su sangre con Adriana,deshonrarse a si mismo,desde el punto de vista de los cartagineses,para deshonrar la casa Augustus.

Sin más,preso del deseo que Adriana le había despertado y enardecido con la idea de deshonrar a la familia de su prometida,la acorralo contra una pared,atrapándola entre la pared y su cuerpo.

-¿Q-qué haces?- preguntó notablemente asustada Adriana.Aníbal no respondió sino que lascivamente lamió los labios de Adriana pegándose más al cuerpo de la romana,sintiendo los senos de la joven contra su musculado pecho en una deliciosa presión.
Sin más,sus brazos rodearon la cintura de Adriana y con suma facilidad la alzó,instintivamente las piernas de la joven rodearon la cintura del hombre,no actuaba por su propia voluntad,su cuerpo actuaba por ella.

-Basta- dijo Adriana,dándole un golpe con algo de fuerza en el hombro,Aníbal no le hizo mucho caso a ese golpe y sin más empezó a lamer lujurioso el cuello de ella,recorriéndolo con su húmeda y cálida lengua,mojando la sensible piel del cuello con su saliva,arrancándole gemidos a Adriana.

-Para,estate quieto- siguió insistiendo ella,Aníbal la seguía ignorando completamente.
El hombre movió sus caderas contra la joven,estaba notablemente excitado y quería que su prometida notase el poder de su excitación.

-Tu cuerpo me pide lo contrario....aparentas ser una virginal niña,pero los dos sabemos que tras esa fachada hay una autentica puta....una puta que sólo sera follada por mi....-dijo con notable frialdad Aníbal. Excitado,empezó a lamer los virginales senos de la muchacha a través del vestido,impregnado la tela de lino con su saliva. Adriana trato de revolverse,de no gemir,no quería sucumbir ante ese hombre.No quería perder su castidad. Pero le estaba gustando lo que le hacía aunque se trataba de negar,sentir contra su entrepierna la dura virilidad de Aníbal,su lengua lamiendo sus senos...era indecente,indecoroso....y demasiado excitante.

Aníbal estaba demasiado caliente,Adriana le excitaba con demasiada facilidad.

-Para ser tan casta eres muy provocativa....-musitó mordiendo por encima de la tela del vestido uno de los pezones de la chica,la cuál dio un quejido de dolor.
De golpe la soltó,haciéndola caer de bruces a sus pies.

-Mírame....-ordeno Aníbal,ella obedeció y le miró a los ojos,Adriana estaba muy ruborizada y con la respiración acelerada.
Él rozo con lujuriosas intenciones su palpitante erección contra los labios de Adriana,aún con la ropa puesta,pero eran notables sus intenciones.

-No.Eso es repulsivo.

-Compláceme con tu boca.

-No.No voy a hacerlo,es asqueroso- ante la negativa de la joven,el púnico sin más le dio una sonora bofetada en la mejilla,cruzándole la cara y dejándole la mejilla enrojecida.

-No era una petición,era una orden.Compláceme con tu boca,¿o quizás prefieres tocarte un poco para mi? Ver tu coño chorreando es una tentación muy fuerte.

-T-te complaceré con la boca....

-Buena chica...-estaba apunto de subirse un poco la túnica para que Adriana cumpliese y fuese a complacerlo con sus dulces labios cuando fueron interrumpidos por Claudia. La mujer,preocupada por su princesa iba a ir a verla cuando se encontró la escena de Adriana a los pies de Aníbal y al púnico con una excitación notable...

continuara.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario