Translate

martes, 15 de octubre de 2013

Suavis Inimicitia


En lo que Élbir y Fabio llegaban junto con Aristóteles, Aníbal seguía ensimismado teniendo a Adriana en su regazo, no soportaría perderla, no aguantaría que Adriana muriese.

-Hermano.- la voz de Aderbal rompió el silencio,Aníbal no levantó la cabeza,seguía concentrado en la mujer que dormía entre sus brazos,por lo que ni contesto a la llamada de Aderbal.

-Aníbal,se que lo que pasado ha sido horrible...

-¿Horrible sólo? Adriana puede morir.

-Quizás no....

-¡Mira a mi madre! Murió al darme a luz,imagínate ella que puede morir por perder a ese niño

-Aníbal,sólo esta dormida,respira,¿lo ves? Esta agotada,ha sido traicionada por su familia y perdió a ese bebé.

-Morirán bajo mi espada,Adriana perdió a ese niño por la maldición de la zorra de Selene.

-Estoy de acuerdo contigo.- Adelphos se apoyo en el marco de la puerta, entre Aníbal y Adelphos se había formado una pequeña tregua debido al despreció que sentían por Julius y Selene.

-¿Cómo esta?

-Destrozada y agotada,Adelphos.- el príncipe asintió con la cabeza,una sombra de temor se cruzó en el rostro del joven,seguía amando a Adriana,lo dolía que le hubiesen hecho eso y que estuviese pasando por ese infierno.

-Imagino.- contestó simplemente Adelphos.- Uno de tus hombres está pendiente para cuando mi hermano y Élbir vuelvan.

-¿Qué soldado?- preguntó Aderbal con interés,Aníbal no los escuchaba,toda su atención estaba centrada en Adriana,respiraba,pero dormía tan profundamente que le asustaba que no volviese a despertar,que nunca más vería esos hermosos ojos similares a los de un ciervo.

-Un tal Bolmícar....

-¡Ah! Bolmícar,es muy buen soldado,un tanto brusco....pero bonachón.- comentó alegremente Aderbal,Adelphos asintió levemente con la cabeza,debía reconocer que ese optimista cartaginés que tenía la total confianza de Aníbal le caía extrañamente bien.
Aníbal noto que Adriana se movía un poco y vio cómo los párpados temblaban y muy lentamente sus ojos se abrían,seguía con los ojos enrojecidos e hinchados por las lágrimas.


-Salve....- murmuró Adriana con un hilo de voz,Aníbal sin más la abrazó con muchísima fuerza contra sí,cortándole brevemente las vías respiratorias a su mujer.

-¡Aníbal que la ahogas!- exclamó Aderbal riendo al ver la tan tierna escena. Aníbal aflojó la fuerza de su abrazo para que Adriana pudiese respirar,Adelphos se acercó a la pareja,feliz porque su prima despertó ya.

-¿Cómo estás Adri?- preguntó Adelphos a la princesa,Adriana se encogió de hombros con mucha levedad,estaba muy dolorida aún y no tenía muchas ganas de hablar.

-Iros de aquí.- dijo Aníbal a su amigo y a Adelphos,los dos asintieron con la cabeza yéndose de la alcoba para dejarles toda la intimidad que quisieran para hablar o lo que quisieran hacer. Cuando una vez estuvieron solos,Adriana le miro fijamente a los ojos, se podía leer en aquella mirada casi dorada todo el dolor y el cansancio por el que Adriana estaba pasando.

-Esta ya es la segunda vez...-musitó Adriana apoyando la cabeza en el pecho de Aníbal y cerrando brevemente los ojos.

-¿La segunda vez?

-La segunda vez que me salvas de la muerte.- Aníbal la miró seriamente,lo sabía,sabía que él fue quien hacía diez años,tras haber asesinado a Cibeles,la madre de ella, la tomo entre sus brazos,cómo ahora,y la dejo con vehemencia sobre el altar de la diosa Diana ,salvándole la vida de la muerte bajo su propia espada.

-¿Lo recuerdas?

-Sí....recuerdo que estaba durmiendo con mi madre en la cama,cuando atacasteis y masacrasteis el palacio y la ciudad....mi madre me dejo dentro de un cesto para protegerme.....pero....la asesinaron.....y....me sacaste tu del cesto y me llevaste al altar de Diana.....-dijo con voz débil y monótona. Aníbal se tensó al escuchar esas palabras,Adriana sabía lo del altar pero no sabía que fue él quién asesino a su madre y a su padre.

-Lo recuerdo.

-¿Qué.....fue de el que asesinó a mis padres?- preguntó Adriana medio adormilada,desde siempre había sentido curiosidad por saber que fue del soldado que mató a sus padres,quizás las únicas personas que en ese momento la hubiesen apoyado.

-Murió en Iberia.- mintió tajantemente Aníbal, no quería decirle a Adriana que fue él quién los asesinó,porque eso rompería para siempre su matrimonio,sería una herida de muerte para su familia.
Adriana no dijo nada más,se limitó a cerrar los ojos pero sin dormirse de nuevo. Había soñado con ese momento del que habían hablado,recordaba como Aníbal la había tomado en sus brazos siendo apenas una niña de seis años y la salvó de la muerte.

6 comentarios:

  1. la cosa se pone interesante. algo me dice que se va a enterar al final y se va a enfadar, como es lógico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. por cierto, al fin descubrí cómo seguir un blog y lo sigo ahora :). sé cuándo actualizas, me avisa ;).

      Eliminar
    2. A donde se le da para seguir blogs? No me acuerdo xDDD

      Ya veremos si se enterara de lo de Cibeles....

      Eliminar
    3. en la página principal abajo te pone blogs que sigues, das a añadir blogs, metes el enlace y das a aceptar :). por cierto, hice dos encuestas, una sobre si resulta interesante la historia y otra sobre qué personaje gusta más :). una ya está cerrada, otra sigue abierta.

      Eliminar
    4. Ok cuando este en el pc lo hare. *-* como quedo y como lo hiciste?

      Eliminar
    5. están a la derecha de mi blog :). en diseño das a añadir gadget en el lugar dónde quieres que estéy añades encuesnta, pones la pregunta y las respuestas y si quieres que se pueda seleccionar más que una y das a aceptar :). las mías están en la parte derecha.

      Eliminar