Translate

jueves, 1 de mayo de 2014

Suavis Inimicitia: "Primeras impresiones"


La noche les pasó rápido para todos,pero sobretodo para el sobrino mayor de Aníbal,se levantó poco después del amanecer,menos mal que su tío le había dicho que como había de momento paz,él tenía unas semanas libres y por tanto no estaría totalmente solo en la casa de la familia de su padre. Así que el filósofo se levantó de la cama y salió bastante desorientado de la habitación,recorrió los largos pasillos sin ver a nadie. Dedujo que estaría en la parte de la casa destinada a la familia Melkart,sabía que en las casas ricas los hogares estaban divididos por una línea invisible que separaba la vida cotidiana de la familia del complejo universo de los criados. Aún así,desorientado siguió deambulando y explorando la gran casa.

Mientras,Sadik había sido despertado por su hermana porque la niña no quería dormir más y tenía ganas de jugar,aunque su hermano estuviese que se caía de sueño,pero Aradna era cabezota y si quería jugar y para eso tuviese que arrancar a su hermano de las sábanas lo haría. De modo que ambos niños salieron de la habitación del primogénito para ver si podían jugar en el balcón de la habitación de sus padres que era el mas amplio y con mejores vistas . Ambos niños desconocían que su padre había vuelto ya y como su madre no cerraba la puerta desde dentro entraban a sus anchas para jugar.

-En fin.....ya que me despertaste.....¿a que quieres jugar?.....-preguntó Sadik dando un bostezo,aunque se veía venir a que quería jugar su hermana porque Aradna llevaba en las manos unas muñecas de trapo.

-A las muñecas- los niños iban tan tranquilos a la habitación de sus padres cuando se cruzaron con un desconocido con ropas de dormir. Aníbal aunque iba medio dormido se percató de la presencia de sus pequeños primos.

-¿Vosotros sois Sadik y Aradna?- preguntó el púnico-griego con un brillo de ilusión,no se percató que él al igual que su tío estaba desaseado y sin afeitar,cosa que asustó a los niños no sólo por su aspecto sino porque lo tomaron por un ladrón,y cómo aún eran muy pequeños hicieron lo único que podían hacer:

-¡¡¡MAMÁ!!- gritaron los niños a la vez que salían corriendo en dirección al dormitorio de sus padres,el mayor fue tras ellos diciéndoles que no era ningún ladrón ni que les iba a hacer daño,pero Sadik y Aradna como quienes oían llover,una vez llegaron a la habitación de sus padres empezaron a aporrear la puerta y llamando a gritos a su madre.

-¡Esperad! ¡Que soy de la familia,no os voy a hacer daño!

-¡Mentira,mentira! ¡Mamá!- seguían gritando los niños aporreando la puerta,que se abrió de golpe y estaba quién menos esperaban los pequeños; su padre. Pero su padre estaba completamente desnudo y los niños eran la primera vez que veían a su padre desnudo,lo habían visto desnudo de cintura para arriba,pero nunca desnudo por completo.

-¡¿Qué coño hacéis aporreando a la puerta?!- era evidente que tras pasarse la noche entera disfrutando de su mujer quería dormir,y otra cosa más tarde con Adriana ya que tenia una erección,cosa que asustó más a los niños. Pero su primo mayor no tardo en taparles los ojos a los dos,ojalá pudiesen olvidar pronto el ver a Aníbal así.

-Tío....por favor tapate....

-Es mi casa y si quiero estar desnudo,estaré desnudo. Vosotros dos- preguntó dirigiéndose a sus hijos- contestad.

-Queríamos jugar.....y.....vimos a un hombre raro.....padre por favor tapate...-pidió Aradna aún con los ojos tapados. Aníbal gruño y entró en su habitación para taparse de cintura para abajo con una sábana que se enrollo en la cintura.

-Ya puedes soltarlos- el púnico-griego destapo los ojos de sus primos,pero los niños se quedaron clavados en el sitio debido a la impresión que se habían llevado.

-No se creen que sea de la familia- rió el joven Aníbal,pero la sonrisa se le borró de inmediato al ver la expresión de absoluta seriedad de su tío.

-Sadik,Aradna,él es vuestro primo,esta de invitado,jugad con él- dijo entrando de nuevo en la habitación,pero antes de que cerrase la puerta Sadik se agarró a la sábana con la que su padre se había tapado.

-Padre.

-¿Qué?-preguntó bruscamente,tenía sueño y eso le provocaba mal humor y no estaba para tonterías.

-¿Por qué tienes el pito tan grande?- preguntó curioso sacándole los colores a su padre,quién no pudo evitar reprimir una carcajada.

-Cuando seas mayor ya verás- dijo sin más cerrando la puerta para volverse a acostar de nuevo,dejando a su sobrino mayor al cargo de sus hijos. El joven tragó saliva,ilusionado con jugar con esos pequeños púnico-romanos que eran sangre de su sangre,tenía una debilidad increíble por los niños y el amor que sintió por sus pequeños primos fue inmediato.

-¿De verdad que eres nuestro primo?- preguntó Sadik aún con sumo recelo,era desconfiando con quién no conocía,así que a Aníbal le tocaba ganarse la confianza de sus primos.

-Sí. Verás,vuestro padre era hermano de mi padre,Arístides. Y he vivido toda mi vida en Grecia hasta ahora,que estaré un tiempo aquí en Cartago. ¿Queréis que juegue con vosotros?- preguntó con una amplia sonrisa. Los hermanos se miraron entre sí,si su padre había dicho que era su primo y que jugasen con él,debían de hacerlo.

-.....Vamos a jugar a la muñecas....- dijo Aradna tirando de su hermano en dirección a su habitación para jugar ahí.

-....Ven tu también...-dijo Sadik haciéndole un gesto con la cabeza a su primo para que fuese con ellos a jugar. Cosa que Aníbal no dudó en hacerlo y siguió a los niños para distraerles un rato.

5 comentarios:

  1. Las cosas de los niños... Los hacen grandes.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños son capaces de ver inocencia en situaciones muy explícitas.
      Un beso

      Eliminar
  2. ¡Hola, Sandryska! ^^
    Me gustan mucho las historias que publicas sobre Adriana, Aníbal y todo el mundo de los romanos. Muy buena entrada. Ay, los niños... Espero regresar pronto y disfrutar de otro de tus relatos.

    Besos,
    Windflower.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Me alegro de que te guste mi humilde historia,la verdad es que esta pareja se hace bastante de querer jeje. Los niños....que no se les ocurre xD
      Un beso!

      Eliminar
  3. que gracia los niños XDXD. acabo de publicar en una vida marcada.

    ResponderEliminar