Translate

lunes, 14 de abril de 2014

Suavis Inimicitia "Compañia"


Fabio y Ailis tuvieron una leve discusión sobre que hacer,y acordaron en que Ailis junto con Lucrezia se quedasen en Cartago para hacer compañía a Adriana y sus hijos el tiempo en que Aníbal estuviese de campaña militar en Numidia y que Fabio volviese a Sardonia para hacer frente a sus deberes en dicha provincia romana.
Adriana agradeció que Ailis se quedase con ella,no quería estar sola y quería ayudar a Ailis con Lucrezia,sabía lo difícil que era cuidar a un recién nacido y su amiga era primeriza. Adriana como ayuda tuvo a Dido y ahora le tocaba a ella ayudar a Ailis.
Días más tarde,Adriana y Ailis se quedaron solas junto con sus hijos. Aníbal fue a la guerra y Fabio tuvo que regresar a Sardonia. Por tanto se quedaron solas las mujeres. Adriana estaba acostumbrada ya a las ausencias de Aníbal,o eso creía,se le hacía raro no estar con su marido,pero ya cada vez se acostumbraba más a la ardua vida militar de su esposo. Pero Ailis si que estaba sensible debido a que desde que se caso con Fabio no se habían separado nunca y ahora estarían un tiempo solos. Menos mal que Adriana le reconfortaba,además de que Dido y Âkil iban todos los días a verlas, Ailis debía de admitir que estaba fascinada por Dido,la veía una mujer fuerte que había soportado cosas que ni ella ni Adriana vivieron como por ejemplo la viudez y la capacidad de imponer su idea de casarse con quien ella quiso. Aunque Ailis y Fabio tuvieron la suerte de casarse enamorados,pero si el padre de Ailis,Dimas,no le hubiese gustado Fabio como yerno o no hubiese visto que la unión de Catania y Sardonia fuera fructífera no se hubiesen podido casar.

Los días lentamente iban pasando y tanto Adriana como Dido ayudaban a Ailis con Lucrezia,aunque la niña era una santa que no lloraba casi.
Dido al ver eso no pudo evitar acordarse de cuando Âkil era un bebé,¡ese si que era un llorón! Pero.....Dido no obtuvo ayuda de su entonces marido Asdrúbal. Asdrúbal....era un buen guerrero,pero aunque se llevase bien con su mujer se notaba que no había amor. De hecho Dido tuvo que soportar algunas humillaciones,como por ejemplo que Asdrúbal muchas veces no compartía lecho con su mujer,si no que encima él se traía muchas veces jovencitas para aliviarse en vez de cumplir con sus deberes de esposo,y cuando cumplía con Dido muchas veces la expresión de Asdrúbal es como si Dido le diese asco,como si el mero contacto con su mujer le asquease,no le importaba la belleza de su esposa ni el buen carácter de Dido,sólo la quería para tener un hijo,Dido no se quejaba ya que quería desesperadamente un hijo para llenar el vacío de su vida. Pero Âkil tardó en llegar bastante debido a lo poco que Asdrúbal acudía al lecho matrimonial,menos mal que Dido podía descargar al menos su instinto maternal con su hermano menor Aníbal y con el amigo de él,Aderbal, quién desde siempre estuvo enamorado de Dido,quién no le hacía caso debido al asco que le pillo a los hombres. Y además....aunque nadie lo sabía seguía en contacto con Arístides,su hermano mayor que huyó de Cartago a Grecia. Arístides quería volver a Cartago para llevarse a su hermanos para librarlos de la crueldad de los malos tratos y un matrimonio de fachada. Pero esos planes fueron frustrados cuando Hannon se enteró de que su hijo primogénito que se fue para seguir el estúpido sueño de la filosofía para llevarse a sus hijos,de modo que convenció a un adolescente Aníbal para que acabase con él y con la vida de la esposa de Arístides,Helena,una preciosa ateniense,pero Aníbal desconocía que Arístides era su hermano mayor y cuando se enteró cayó en una tremenda depresión que le llevó a tratar de acabar con su vida de no ser por Aderbal y Dido que lo pillaron justo a tiempo. Cuando por fin los dioses hicieron caso a sus súplicas,y a los treinta y cuatro años dio a luz a Âkil y al poco falleció Asdrúbal en Iberia,pero por mantener las apariencias no pudo declararse en ese momento a Aderbal,ya que aunque de pequeño parecía una tontería que la amase,pero cuando Aderbal se hizo un hombre y demostraba que la amaba de verdad,pero no quería ilusionarse con un hombre nuevamente. Hasta que al final se derrumbo al cariño de su actual marido. Muy poco gente conocía esto de Dido,sólo Aníbal,Aderbal y Adriana. Con su anterior cuñada no tuvo la misma complicidad que con Adriana,a la que consideraba más que una cuñada la consideraba una hermana menor digna de confianza y cariño.
Ailis recibía cartas casi semanales de Fabio,quién le decía que la extrañaba tanto a ella como a su pequeña Lucrezia,le había supuesto un esfuerzo titánico el separarse de su mujer y su hija y lo único que podía hacer era mantener correspondencia con Ailis para saber como estaban ambas.
Aníbal también se ponía en contacto con Adriana,pero su correspondencia no eran propias de un hombre a su esposa,era muy técnica,hablando de las bajas de las batallas,de la formación del ejército,etc. En fin,Adriana ya estaba acostumbrada a correspondencia de ese tipo por parte de Aníbal,era ya algo casi normal en él.
Sadik debía de admitir que se aburría a veces,a excepción de cuando estaba Âkil que eran pocas,su hermana era demasiado pequeña para jugar a los juegos que le gustaban a él y tenía que jugar a juegos para niños muy pequeños y su madre estaba ocupada dirigiendo las tareas de los esclavos y ayudando a su tía Ailis. Sólo tenía cuatro años y no podía salir a jugar fuera de la gran propiedad a no ser de que fuese acompañado por su madre o su niñera. También había pensado en jugar con los hijos de alguno de los esclavos,pero entre que eran mayores que él y eran muy pocos los niños esclavos no pudo,habían pocos niños debido a que los hijos de los esclavos,sobretodo los primogénitos,eran sacrificados a los dioses en el Tofet si su amo quería,Aníbal había ordenado alguna vez que fuesen mandados al Tofet algunos de los hijos de los esclavos, pero normalmente se compraban,algo que también había hecho. Acción que sabía que su mujer detestaba,pero lo seguía haciendo,por ejemplo uno de los hijos de Elira fue sacrificado a Baal cuando Sadik aún estaba en el vientre materno para rogarle al dios que el primogénito de Aníbal y Adriana naciese sano y sobretodo que fuese un varón. De ahí que Elira quisiera tanto a Sadik,lo veía como el hijo que le asesinaron a Baal. Lo peor fue que no podía llorar,estaba prohibido y si lloraba su llanto era ahogado por el sonido de los tambores y flautas que se oían en las macabras ceremonias a Baal. De ahí que se forjó amistad entre la esclava y la ama,porque las dos detestaban esa parte del culto a los dioses de Cartago.
Ailis sabía de esta oscura tradición,algo repugnante a muchas civilizaciones,como la griega y la romana,pero no podía decir nada dado que eran las costumbres de Cartago y ahora estaba en Cartago y no en Roma,Sardonia o Sicilia,aunque esta última estaba bastante ligada a Cartago,tanto que aún en la clandestinidad se practicaban ritos en honor a deidades cartaginesas. Pero de credos ella no podía hablar,había oído hablar que los judíos seguían la fe de un único dios llamado Yahvé. Adriana y ella comentaron una tarde el tema de las religiones romana,cartaginesa,griega y judía y Adriana le contó a Ailis una curiosa anécdota de cuando Sadik recién nacido fue presentado a Baal. Estaban en el templo,cuando el kohanim (sacerdote) tomo al pequeño Sadik de los brazos de su madre para levantarlo y presentarlo al dios cuando en ese momento irrumpió en el templo un rabino judío que de repente empezó a llamarles idolatras,paganos,pecadores,impuros y que Yahvé castigaría a los seguidores de semejante sanguinaria y blasfema religión y escupió a los mosaicos del suelo,esta falta de respeto fue castigada,pero no en ese momento,fue llevado por los guardias fuera del templo y seguramente sería castigado o asesinado. Ailis se quedo con la boca abierta por esa anécdota.

-No entiendo de verdad a los israelitas,la idea de creer en un dios único es tan....extraña.

-Lo sé,Ailis, es....extraño. Según ellos nuestros dioses son demonios o algo así.

Así fue pasando el tiempo y pasaron dos meses,una vez pasados estos dos meses Aníbal volvió a casa de Numidia,una vez más victorioso,Baal y Júpiter le sonreían desde hacía tiempo en las guerras,no había perdido ni una hacía muchísimo tiempo. Con la llegada de Aníbal llegó a su vez la despedida de Ailis y Lucrezia,debían de volver a Sardonia. Pero tanto ella como Adriana había acordado que en cuanto Lucrezia tuviese tres años pasaría el verano en Cartago con sus primos,y a ninguna de las dos les importaba lo que dirían sus respectivos esposos.

7 comentarios:

  1. Me encanta lo unidas que están Ailis y Adriana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se conocen desde niñas y ambas saben lo que es que su pareja este ausente n.n

      Eliminar
  2. Les unen demasiadas cosas con lo cual, su relación ha de ser como la describes.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigas de la infancia que han coincidido en muchos aspectoa de su vida de adultas.
      Un beso!

      Eliminar
  3. .Leerte a vos me encanta ya que somos tan diferentes en nuestros escritos que la una aprende de la otra
    Es un placer querida
    siempre leerte y visitarte
    mil besos

    ResponderEliminar
  4. Una hermosa amistad, sin duda n.n

    Besos, carii!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigas de toda la vida que incluso de mayores siguen juntas.
      Un besazo guapa

      Eliminar