Translate

lunes, 18 de noviembre de 2013

Suavis Inimicitia



Fabio corría a todo correr por las calles de Cartago,buscando como un loco una comadrona pero el no haber estado nunca en Cartago lo hacía una misión casi imposible,corrió y corrió por las calles,pero a veces los dioses son compasivos y quisieron que Fabio pudiese encontrar a Aníbal,Aderbal y Élbir.

-¡Fabio!- exclamó Élbir con alegría, Fabio hizo un gesto a modo de saludo a los tres.

-¿Qué haces aquí,Fabio?

-Aníbal,vas a ser padre,Adriana esta dando a luz o ha dado ya a luz. Llevo horas perdido por las calles.

-¡Vamos!-Aníbal no le dio tiempo a Fabio a terminar la frase,Adriana sola y pariendo,no se perdonaría que a su mujer y al mocoso que venía les pasase algo, temía más a un parto que la guerra,no en vano su madre murió al darle a luz, de ahí la raíz de ese temor irracional a que Adriana estuviese de parto.

Al contrario de lo que se pensaba Aníbal,su mujer estaba bien, la pequeña nació bien,la niña que aún no tenía nombre,quería esperar a su marido para decirle el que tenía en mente. Sadik una vez pasado el choque inicial,miraba curioso a su hermana que dormía profundamente en brazos de su madre.

-Mami,¿cómo se llama?

-Ahora se lo diremos a papá cuando venga.- Adelphos por su parte estaba embobado con la niña,había sido él el que había cortado el cordón umbilical y el segundo en cogerla en brazos,ya que la primera fue la esclava que hizo de comadrona y tras lavarla se la tendió a su tío.

-¿Puedo llevármela a Roma?- preguntó Adelphos observando a la niña con infinita ternura.

-Obvio que no. Es mi hija.- ambos primos rieron y Sadik con uno de sus pequeños dedos,toco con cierto temor la mejilla de su hermana,fue un toque muy rápido y breve,debido a que temía que llorase o algo.

Los hombres no tardaron en llegar en parte a la prisa de Aníbal,cuando llegaron al hogar, él púnico fue directamente a su alcoba,esperaba que Adriana estuviese bien,rogaba a los dioses que no hubiese pasado nada. Cuando abrió la puerta se quedo helado en el umbral. Su mujer y su hijo estaban bien,de hecho Adriana irradiaba la más dicha absoluta,tenía un pequeño bulto envuelto en una manta roja, la capa de Adelphos, y tenía a Sadik a su lado,observando curioso al bebé. Cómo si hubiese notado su presencia, la princesa miró al umbral de la puerta y esbozó una de sus sonrisas más radiantes.

-Salve,Aníbal.- saludó Adriana.- Ven,tu hija tiene que conocerte.- “¿hija?” Era una niña,su hija. Aníbal se acercó lentamente al lecho hasta situarse al lado de su mujer, miro a la pequeña criatura que acababa de venir al mundo hacía unas horas, al igual que con Sadik algo despertó en él,pero no quiso demostrarlo,pero una niña....su apellido en ella desaparecería un día cuando se desposase con alguno. La ira empezó a llenarle cuando esa idea se le paso por la mente. Cuando la mocosa fuese mayor algún idiota querría desposarla y estaba seguro que ninguno ni ninguna que tratase pretender a alguno de sus críos en un futuro no les llegaría ni a la suela de la sandalia.

-Me gusta el nombre de Ara....- dijo Adriana sacándole de sus pensamientos,¿Ara? ¿Un nombre griego? Su hijo ya tenía un nombre persa, no quería que su hija tuviese un nombre heleno.

-Ara....

-Aradna.- Aradna ya le gustaba más,un nombre púnico.- Aradna Melkart. Es preciosa.

-Si tu lo dices....-mismas palabras que pronunció hacía tres años cuando Sadik vino a este mundo, a él le seguía pareciendo que tenía cara de bebé, a excepción de los ojos, tenía exactamente los mismos ojos de venado que Adriana,ya tenía bastante debilidad por los ojos de Adriana,ahora con esa mocosa si le mirase con esos ojos de ciervo no podría negarle nada. O sí.

-Adriana,¿me la puedo quedar?- preguntó nuevamente en broma Adelphos, ella sólo rió por lo bajo.

-Por mi sí.- Aníbal recibió un pequeño codazo por parte de su mujer.- Déjamela.- con la inesperada delicadeza con la que el púnico cogía a su hijo o a su mujer en brazos,cogió por primera vez a la niña,acomodándola en su brazo.- Iros de aquí,todos.- ordenó sentándose en la cama,al lado de Adriana. Aderbal se llevó a los hermanos Iulia de allí,ese momento era exclusivamente de su amigo y cuñado con su familia. Aderbal sabía mejor que nadie que Aníbal había sufrido mucho en su vida,que Adriana le había traído la paz y le había dado a sus hijos,teniendo ya al primogénito varón,Adriana se había ganado sus derechos de esposa.

-Ya somos cuatro....- musitó Aníbal, aunque no lo demostrase estaba contento, Adriana había pasado el parto con aplomo de guerrero y estaba viva,era lo importante,no murió al dar a luz a esa niña.

-Sí.

-¿Se quedara mucho?- preguntó de golpe Sadik,dejando a sus padres sin palabra alguna.- Luego la devolvemos,¿no?- Adriana se hecho a reír y Aníbal puso los ojos en blanco,mocosos....la de cosas absurdas que podían llegar a decir. Aradna se removió un poco en los brazos de su padre,cayendo poco a poco en los brazos de Morfeo,era evidente que estaba tranquila en brazos de sus padres,al contrario que Sadik que desde bebé había mostrado preferencia por los brazos maternos.

-Tampoco dormirá aquí,igual que con el otro, aquí lo mínimo.

-Sí,Aníbal.- Adriana no le estaba escuchando,estaba absorta en las facciones de su hija, Sadik también estaba fascinado con su hermana,aunque habría preferido tener un hermano para poder jugar,aunque por otra parte le gustaba,de momento, que Aradna hubiese nacido,ahora había alguien más pequeño e indefenso que él en casa,se sentía mayor,importante. Su madre se lo había dicho muchas veces,ahora él era el hermano mayor,debería cuidar de Aradna cuando sus padres no estuviesen,y que tendría que protegerla desde ya de cualquiera que quisiera hacerle daño,aunque de momento sentía cierto miedo de que su hermana se llevase ahora todas las atenciones de su madre,pero eso en ese instante era secundario,lo importante ahora era que era el hermano mayor.

4 comentarios:

  1. que bonito, lo cierto es que estoy deseando que me llegue a mi ese momento, dar a lyz es algo muy bonito :). un hijo o hija siempre da alegría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo de momento no que solo tengo 17 años y no me veo aun en unos años si me gustaria,ya que tiene que ser precioso el tener un hijo o hija

      Eliminar
  2. que bonita la llegada de una hija :)

    Tengo una pregunta: ¿por qué las entradas las llamas igual? no es lioso luego para saber cual es cual?

    un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pffff lo del nombre de las entradas se remonta a Abril xD. Fue porque en principio la historia iba a ser mucho mas corta e iva aponer mas de una historia,para recopilarlas por asi decirlo le ponia el mismo titulo. Pero como Suavis Inimicitia se alargo muuuuuuuuchooooo xD hasta el pinto de que el blog sera para esa historia pues decidi dejarle el mismo titulo. Pense en cambiarlo pero ya a estas alturas no se no se xD Gracias por pasarte n.n un beso!

      Eliminar