Translate

lunes, 7 de julio de 2014

Suavis Inimicitia: "Lecciones"


La verdad es que con la acción que tomo Adriana contra Silvia y Delinenar calló más de una boca que la acusaban de ingenua y blanda,seguía siendo la misma Adriana de siempre,pero tenía que ser dura e inflexible en este caso,no lo hacía solo por ella,si no para proteger la futura herencia de sus hijos,eso es lo mismo que estaba haciendo Aníbal en Grecia ya mes y medio,protegiendo lo que sería en un futuro de Sadik,Aradna y Amílcar.

Sadik estaba mortalmente aburrido de estudiar,Marco y Junio,sus primos,también se pasaban el día estudiando con su tutor que había venido expresamente desde Roma por petición de Selene para que sus hijos no perdiesen clase.
Antígono pudo ver que su joven alumno se distraía hasta con una mosca debido a que se le hacía todo demasiado monótono.

-Sadik si no te centras nunca podrás aprender lo que te estoy tratando de explicar- le dijo una tarde Antígono a Sadik mientras le trataba de explicar la historia de Siracusa,el griego debía de admitir que el joven príncipe se lo había ganado,era listo y muy pillo,pero sabía que la guerra latía con demasiada fuerza en él aunque le interesaba la historia,pero más la de Cartago que la de Roma o Siracusa,pero fue deseo de Adriana que el niño aprendiese las tres culturas.

-Es que la historia de Siracusa me aburre....- Antígono se quedo pensativo,la verdad es que cualquier niño de siete años se aburriría por escuchar un montón de nombres de reyes muertos,podría hablar con Adriana para poder llevarse a Sadik a una pequeña excursión para que el niño pudiese ver lo que sus antepasados habían construido.


-No estoy segura Antígono....- el maestro había podido hablar con la reina una vez terminada la clase con Sadik,aunque tuvo que esperar un poco porque Adriana estaba reunida.

-Mi reina,su hijo es curioso,muy curioso,pero es obvio que Karjedón (Cartago en griego) late con mucha fuerza en Sadik y vos me pedisteis que le enseñase no sólo de la patria del rey,si no también de Siracusa y Roma.

-Eso es precisamente lo que haces,Antígono.

-Sí,pero un niño tan joven no debería estar todo el rato sentado leyendo pergaminos,pensé que así se interesaría más por su futuro reino- Adriana frunció el ceño pensativa,quizás tenía razón.

-Sea,pero irá mi sobrio Âkil con vosotros. Y Antígono,como reina te digo que cuidarás de tu futuro rey. Cómo madre te digo que como le suceda algo a mi hijo,que los dioses se apiaden de ti.- Antígono tragó saliva y asintió,Sadik estaría bien.

En cuanto despunto el alba,Antígono se dirigió al palacio,estaría todo el día fuera con Sadik y el joven púnico Âkil. El maestro iba con un sencillo chitón ya que iban a estar todo el día andando. Sadik lo esperaba junto con Âkil,ambos estaban sentados en las escaleras del palacio,el maestro pensaba que Adriana estaría con ellos.

-Buenos días Sadik,¿Âkil?- el joven adolescente asintió de mala gana,por un mal de amores con una muchacha griega en Cartago le había cogido cierta manía a los griegos.

-Maestro,mi madre me dijo que le dijera que tenía una reunión esta mañana con un sulfete- sonrió Sadik levantándose,su primo mayor se levantó también del escalón,tanto Sadik como Âkil iban vestidos de manera sencilla,pero Âkil iba con la espada colgada del cinturón.

-Sufete,Sadik,se dice sufete.


Los tres salieron de los terrenos de palacio y empezaron a caminar en dirección al foro,el lugar donde hervía la vida en cada ciudad,había comercio,los templos y el anfiteatro entre más cosas. Siracusa tenía una mezcla de estilos artísticos griega,púnica y romana,Dionisio había prohibido el culto de los cartagineses que había en Siracusa a sus dioses y sus templos fueron destruidos,pero ahora que Adriana estaba en el poder,el culto a los dioses cartagineses de legalizó de nuevo y se empezaron a levantar los templos a Baal,Tanit,Melkart y Astarté de nuevo,aunque las prácticas de Tofet había permanecido en la clandestinidad.

-Mi joven aprendiz,la Siracusa griega fue fundada por los corintios encabezados por tu antepasado Arquías,según la leyenda Sicilia es la isla dónde nacieron los dioses Apolo y Artemisa y fue consagrada a la diosa Artemisa.

-¿Febo y Diana?

-Exacto Sadik. Se la ganaron los corintios a los fenicios,Siracusa se llamaba en aquel entonces Sirako,traucido como “roca de las gaviotas”,¿correcto Âkil?

-Es la traducción....si....-musito el adolescente de mala gana.

-Pero en verdad los fenicios tomaron el nombre del nombre celta de la ciudad: Syraco- Antígono explicó mil y un dato curioso sobre la fundación de la ciudad y sobre el mítico símbolo que englobaba toda la isla de Sicilia; Trinacria. El nombre era mezcla de dos términos,griego debido a la palabra griega que hacía referencia a la forma triangular de la isla y de Triskel,un símbolo que fue el emblema de todos los pueblos celtas. También le habló de la Oreja de Dionisio,una cueva en piedra caliza que según la leyenda fue esculpida por el dios Dionisio-Baco,con una legendaria acústica para que todos escuchasen sus bacanales. Y por último pero menos importante habló del magnífico puerto siracusiano,la joya de la corona de la que una vez fue la polis más importante de la Magna Grecia,fue un duro golpe perderla para los griegos,pero palidecía en comparación con el puerto de Cartago,al menos eso dijo Âkil.
Pero una vez llegaron al puerto,había algo fuera de lo común,más barcos de los normales,normalmente serían barcos de comercio,pero estos no eran barcos mercantes,si no barcos de guerra,tras mes y medio de guerra en Grecia,los soldados y su rey volvían a Siracusa.

-¡Maestro,padre ha vuelto!- gritó eufórico Sadik,Âkil sonrió con orgullo al ver el símbolo de la diosa Tanit en uno de los barcos.

-Mira Sadik,el símbolo de la diosa entre las diosas. Nuestra madre celestial. La todopoderosa Tanit- los tres se apresuraron a correr entre las gentes para volver al palacio para informar a Adriana de la vuelta de Aníbal a Siracusa,seguramente victorioso.


(Sadik y Âkil)

2 comentarios:

  1. Me ha encantado. Ha sido buena idea la de la excursión, y me alegra que ya regrese Aníbal de la guerra :). Adriana se va a alegrar mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay que quitarle el ojo a Ãkil,que ya la hija de Fabio y Ailis le persigue a pesar de tener tres años. Y sí,Adriana y Aníbal se va a reencontrar

      Eliminar