Translate

sábado, 5 de julio de 2014

Suavis Inimicitia: "Intento de asesinato"

Adriana no sospechaba que Silvia se había infiltrado entre los esclavos,estaba demasiado ocupada con gobernar Siracusa,atender a sus hijos y el asunto de la guerra con Esparta,aún no habían llegado noticias de Aníbal y eso le preocupaba bastante.
    A Silvia le extrañaba que Adriana no aprovechase la ausencia de Aníbal para acostarse con alguno de los hermosos esclavos que había en el palacio como Eloy,un esclavo proveniente de la Galia o Ayax,un esclavo tracio entre otros,o si no Lucius,ya que el legionario estaba siempre en pos de las ordenes de su reina. En fin,ella se perdía el placer de gozar en otros brazos que no fuese los del marido.

    Silvia no soportaba el hacerse pasar por una esclava,odiaba soportar ordenes de nadie,y menos de la jefa de los esclavos,aquella libia llamada Elira,en cuanto recuperase el trono la torturaría o ya vería que haría con ella. Pero lo malo es que no podía estar cerca de Adriana o sus mocosos u otro familiar de Adriana,Elira y otra esclava,una celta llamada Atia,eran las niñeras de los mocosos junto con otra púnica llamada Sapaníbal. Ni siquiera se podía acercar a Adriana para peinarla o ayudarla en el baño porque no la dejaban y la tenían todo el día limpiando,si al menos pudiese acercarse a la comida para envenenar la de Adriana....,¿sospecharían que era ella? No,si no Lucius y el resto de la guardia pretoriana se le habrían echado encima y acabaría de compañera de celda de la desgraciada de Delinenar,en fin,la liberaría en cuanto consiguiese el poder de nuevo.
    Maldecía cada uno de los días en los que no podía acercarse a Adriana y se veía rebajada a estar limpiando,pero cuando la veía aunque fuese de lejos la rabia la llenaba,¿por qué es mocosa tenía que reinar? ¡¿Por qué?! Aunque debía de admitir que estaba haciendo buen trabajo con los espartanos,pero cómo perdiesen la guerra se le iban a echar encima,además,tenía otro plan si no resultaba el que tenía planeado,ir a Esparta y traicionar a Roma y Siracusa  para que Esparta tomase la ciudad y le devolviesen el trono.

    Adriana estaba ajena a que tenía al enemigo metido en casa,tenía otras preocupaciones para ir fijándose en cada uno de los esclavos que había en el palacio,habían llegado noticias por medio de un mensajero desde el Peloponeso y traía buenas noticias,de momento se habían ganado a los espartanos,confiados porque la guerra se libraba en territorio griego,pero no esperaron la alianza de Siracusa con Cartago y Roma. De hecho Julius,Adelphos y Fabio estarían allí luchando,por eso Ailis y su hija Lucrezia estaban con ella,además de Ailis estaba embarazada de pocos meses por segunda vez. Así que Adriana tenía que poner buena cara para su hermana,su cuñada y Ailis y hacerles ver que iba todo bien para no preocuparlas,no les daba los detalles que le llegaban de las batallas,sólo les decía que ellos estaban bien.

    Una noche,Adriana era incapaz de dormir,por una vez sus hijos no habían dormido con ella porque habían caído rendidos al sueño,se levanto del lecho y se asomo al balcón,apoyándose en la barandilla de frío mármol para observar el mar,el sonido de las olas la tranquilizaba,la suave brisa nocturna mecía sus negros cabellos y su túnica ligeramente,le gustaban esos instantes de paz y tranquilidad,pero extrañaba su hogar en Cartago,tras siete años viviendo allí Cartago se había convertido en su hogar,Roma era el lugar dónde la vio nacer y crecer,Cartago el lugar dónde se caso y nacieron sus hijos,Siracusa era el lugar donde estaba destinada a gobernar. Se separo de la barandilla y no pudo evitar sentarse en el frío suelo de mármol de dentro de la habitación por una sencilla razón,los mosaicos de las paredes estaban decorados con elefantes,en teoría ilustraban batallas de Alejandro Magno en la India,pero no,para ella simbolizaba su hogar en África,Cartago,todos sabían que uno de las armas del ejército cartaginés eran los elefantes de guerra.

    -Domina- se escuchó una voz detrás de la puerta cerrada,¿esa voz? A Adriana el resultaba familiar,¿quién podría ser?

    -Adelante- dijo Adriana sin ni siquiera levantarse,dentro de la habitación apareció una esclava que a la joven reina le resultaba raramente familiar,pero no encajaba su cara,la esclava traía consigo una bandeja con una copa con vino.

    -No pedí que me trajesen vino.

    -Eloy la vio despierta y cuando me lo dijo pensé que quizás quisiera una copa de vino para soportar la ausencia del amor ausente.

    -Mi marido ahora mismo se encontrará planeando como defender las colonias en Grecia- dijo Adriana levantándose del suelo para acercarse a la esclava,le daba rabia no poder recordar de que le sonaba ese rostro.

    Silvia sonrió para sus adentros,era tan ingenua...se habían visto pocas veces y lo que más había destacado de ella era su larga melena roja,pero ahora con el pelo cortado hasta poco más allá de los hombros y aclarado con la manzanilla pasó de rojo a un cobrizo bastante apagado,pero a medida que se dejase crecer el cabello volvería a su color natural. Adriana ni se imaginaba que esa copa de vino estaba envenenada,pero Adriana cuando tomo la copa y la llevó a sus labios,no bebió,ese vino olía raro y además le resultaba raro que le ofreciese una copa de vino sin haberla pedido. Silvia torció el gesto al ver la duda en la cara de Adriana.

    -¿Pasa algo,domina?- esa esclava....era obvio que le costaba tratarla con respeto y que la llamase domina,era todo muy extraño. Para sorpresa de Silvia,Adriana le ofreció la copa a la esclava,no era raro que los amos pidiesen a sus esclavos que probasen su comida y bebida para comprobar que no había veneno.

    -Bebe tú primero.

    -Pero domina....

    -Insisto.- con manos temblorosas,Silvia tomo la copa y se la llevo a la boca,pero fue incapaz de beber,maldición....en vendedor le había asegurado que ese veneno no se notaría,pero corroía el olor del vino al tiempo de estar vertido en la bebida,había cometido un grave error.

    -No...no puedo,es el vino de los reyes....

    -¿Y ese cadena?- preguntó Adriana de golpe al ver que del cuello de la mujer colgaba una fina cadena de oro cuyo colgante se ocultaba entre los pechos de Silvia. Sin tacto alguno,Adriana arrancó la cadena y lo que vio le hizo encajar todo: llevaba colgando un anillo con el sello de una familia: Ulpius.

    -Tú....¡Silvia!- Silvia lanzó la copa al suelo y saco un puñal del cinto,era ahora o nada,ciega de ira Silvia se lanzó sobre Adriana,y ambas mujeres empezaron a forcejear,Silvia se lo jugaba todo en ese momento,pero Silvia no contaba que lógicamente una pareja de soldados  de la guardia pretoriana  se encargaba de custodiar las habitaciones de los reyes,de modo que al oír ruidos irrumpieron en la alcoba,parando la pelea entre ambas mujeres,por suerte Silvia no había dañado a Adriana,quien Silvia no se esperaba que supiese defenderse,de hecho le había quitado el puñal. Los dos guardias sujetaron a Silvia para  evitar  que escapase.

    -Yo...yo....no quería.....- empezó a musitar Silvia,pero Adriana,con un inesperado brillo frío cómo el mismo hielo en sus ojos dorados,que ahora a Silvia en vez de a los ojos de un venado los asemejaba a aquellas fieras traídas desde el corazón de África para los juegos de gladiadores llamadas panteras. Adriana puso el afiladísimo filo de la daga en la mejilla de Silvia y con saña,tallo una letra en el rostro de Silvia,una “A” de asesina,no le importo la mirada de absoluto terror ni los gritos de dolor de la mujer,había tratado de matarla e iba a dar un escarmiento no sólo a ella,si no a quien osase tratar de destronarla. Se acabo para ellos la Adriana dulce e ingenua.

    -Lleváosla a las mazmorras con la zorra de la íbera. La guardia puede divertirse con ellas,pero en los juegos que habrá en honor a Marte cuando vuestro rey vuelva,serán pasto de los leones.






(Adriana antes de la aparición de Silvia)

14 comentarios:

  1. ¡ole! Adriana es la mejor sin duda, se ha dado cuenta del olor y ha podido evitar tambien que la matara con la daga y ademas se va a vengar, me gusta que no se deje enredar, es buena pero no tonta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha costado horrores encontrar un veneno que se note,pero lo encontre pero no recordaba el nombre T^T. Adriana será buena pero no es tonta y va a librarse de Silvia y Delinenar por venganza y para demostrar que puede ser terrible

      Eliminar
  2. Sandryska, extraordinario relato, muy intrigante, me encanta leerte.

    Besos linda amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pastora,siempre es un placer tenerte por aquí.
      Besos guapa

      Eliminar
  3. me encanta eso, así todos sabrán que quién trata de derrocarla sufre las consecuencias :). por cierto, actualicé el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que Adriana ha aprendido a ser así gracias a Aníbal xDD. Ya vi y te comente :3

      Eliminar
  4. me gusta su nueva forma de ser, le da personalidad XDXD. porque se puede ser buena y comprensiva, pero eso es una cosa, otra es ser tonta y ella ha demostrado que es justa pero que no le tiemblan las piernas si tiene que condenar a alguien, no es tonta. puse el 35 ahora mismo, por cierto :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo sigue siendo la misma Adriana,sólo que más poderosa y se ve obligada a ser despiadada no sólo por ella,porque su trono algún día sera de sus hijos.
      Ya lo lei :3

      Eliminar
  5. Eso no es ser despiadada, que si no la tomarian por tonta, esas dos se han ganado la condena.

    ResponderEliminar
  6. Hay dos nuevos en robo de identidad, por cierto. Para que los leas cuando puedas, el 36 y el 37 que lo voy a poner ahora.

    ResponderEliminar
  7. Corregido, no me había dado cuenta, gracias cielo :):).

    ResponderEliminar
  8. Me parece desde que te leo que relatas las cosas con una descripción muy exacta en los detalles.
    Eres sin duda una muy buena escritora.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Karras,trato de que a la gente le guste y se sienta transportada a la época que trato de evocar.
      Un beso

      Eliminar