Translate

lunes, 2 de junio de 2014

Suavis Inimictia: "Tema zanjado"


Horas más tarde,Aníbal habló con Dido para que fuesen a ver a Sofonisba,la mujer se quedo pensativa,¿deberían remover más el pasado? Pero en cierta forma era la manera de dar por cerrado ese asunto que tenían pendiente desde hacía tantos años con aquella mujer que compartía lazos de sangre con su madre. De modo que Dido accedió a que fuesen a ver a Sofonisba antes de que muriese,pero sólo ellos dos,dejando a sus respectivas parejas de lado en este asunto,ya que era una cosa pendiente sólo para Aníbal y Dido.
Ambos hermanos fueron a casa de su tía ya que aunque no quisieran admitirlo ninguno de los dos,la mitad de su sangre era la de Sofonisba,aunque al igual que su padre sólo les unía la sangre no ningún lazo afectivo.

-¿Estás seguro?- preguntó Dido a la vez que fruncía el ceño con gesto preocupado aunque a la vez sintiese curiosidad por saber que quería ahora de ellos esa mujer.

-Sí- contestó secamente el general. Cuando tocaron a la puerta les abrió la misma esclava egipcia,Meritamón o algo así era el nombre de la niña,no lo recordaba muy bien Aníbal a pesar de que Adriana se lo dijo,quizás porque le parecía una simple esclava y nada más.
Dido fue la que habló con la niña en un perfecto egipcio,a diferencia de su hermano,Dido si hablaba egipcio debido a que cuando era niña su maestra en la escuela,Luxor,provenía de Alejandría y le enseño a hablar la lengua de la tierra de los faraones la vecina del Imperio Cartaginés.
La niña les guió hasta la alcoba principal donde seguía Sofonisba postrada en el lecho,no sólo la consumía la vejez,si no también la enfermedad,pero sus ojos cansados se abrieron de par en par al ver a sus sobrinos. Si,eran ellos,ya adultos,la última vez que los vio Dido tendría apenas quince años y estaba a punto de ser casada a la fuerza con Asdrúbal y Aníbal era un niño de diez años cuya inocencia hacía tiempo que había muerto.

-¿Dido....? ¿Aníbal....?- empezó a susurrar la mujer ante la visión de ellos,si que había pasado tiempo.

-Sí,somos nosotros- contestó Aníbal en nombre de ambos,Dido no podía evitar que sus ojos negros brillasen coléricos cómo carbones encendidos,al igual que los de su hermano menor,esa mujer pudo haber sido su salvación,pudo haberlos acogido en memoria de su hermana.

-Habéis crecido mucho.....

-No estamos aquí para hablar de lo que crecimos,¿qué quieres de nosotros,Sofonisba?- Dido aunque fuese una mujer normalmente calmada y un tanto maternal con todo el mundo a veces podía ser tan terrible como su hermano con alguien que se hubiese ganado su ira.

-Directos al grano.....bien,no os apreció ni vosotros a mi,no os culpo. Pero veréis,no tengo hijos propios y es obvio que voy a morir pronto. No tengo más familia que vosotros y por lo tanto sois los herederos de mi casa y de sus esclavos.- dijo la anciana a la vez que tosía con cierta violencia.
Aníbal y Dido se miraron entre sí,así que era eso,legalmente al ser la única familia de Sofonisba eran los herederos de sus posesiones,la casa y los esclavos serían de ambos,pero la misma idea se cruzó por la mente de ambos: ya que ellos tenían sus propios hogares y esclavos,¿por qué no se la podía quedar su sobrino Aníbal para que trajese a sus abuelos desde Grecia? Simplemente perfecto y muy oportuna. De no haber estado su sobrino habrían vendido todo,incluidos a los esclavos.

-Está bien....-musitó Dido a la vez que tiraba de Aníbal para que pudiesen irse de allí lo más rápido que pudiesen,no le gustaba estar ahí.

-Espera,Dido. Tú...nos dejaste a nuestra suerte cuando te suplicamos ayuda,eramos sólo unos niños y nos echaste como a perros. Quería preguntarte por mi madre,pero sé que de tus labios sólo saldrían infamias en contra del recuerdo de mi madre. Sofonisba,nadie,pero nadie ha de darle la espalda a los suyos,y tú nos la diste a Dido y a mi.

-Tú mataste a tu padre y a tu hermano....no le des lecciones de moral a esta vieja,niño- espetó la mujer,una parte de ella quería disculparse con ellos,pero su habitual orgullo se lo impedía,además de que Dido era la viva imagen de Elisa a excepción de los ojos. Aníbal sabía que era un secreto a voces lo del parricidio que cometió,de hecho ya había comparecido ante la ley por ello,por un esclavo que fue testigo de todo,pero la palabra de un esclavo no valía nada y era conocido por sufetes (cónsules) que en un pasado habían conocido a Hannon antes de su deshonra que había sido un traidor a la patria y merecía la muerte. Además de los hechos demostrables,la justicia es corrupta en muchos casos y un puñado de oro puede inclinar la balanza de la justicia . Por tanto sólo quedo como advertencia esa vez.

-Púdrete.- dijo Aníbal dando por finalizada la conversación con ella,Dido fue tras él,habían perdido un familiar que nunca tuvieron,pero al menos podrían ayudar a su sobrino mayor para que viviese en Cartago.


 (Dido)



3 comentarios:

  1. Hola,quien haya leído comentarios anteriores míos podrá ver que promocionaba mi cuenta de twitter,la cuál por motivos personales la di de baja. Volví a twitter con este @TanitSandra. Seguidme :D

    ResponderEliminar
  2. Sofonisba es demasiado orgullosa, pero creo que terminará reconociendo que no obró bien con su hermana y que tampoco lo hizo con ellos, sus sobrinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta familia tiene el defecto de que sin excesivamente orgullosos,eso en gran medida es malo. Además,pronto la historia va a dar un giro inesperado.

      Eliminar