Translate

viernes, 20 de junio de 2014

Suavis Inimicitia: "Unión y posibles aliados"


Ajena a la conspiración contra su trono y su matrimonio,Adriana estaba desesperada por la situación de casi guerra con Esparta,había mandado dos emisarios con mensajes de negociación al rey Leander de Esparta y habían vuelto no sólo con la negativa....si no con la cabeza no precisamente sobre sus hombros,esto había sido una ofensa tremenda.
Los senadores y consejeros la volvían loca,argumentos contrarios,consejos que se contradecían con otros....luego los belonarios,los sacerdotes de la diosa de la guerra Belona,esperaban sombríos y ansiosos la guerra contra los griegos. Esta situación estaba a punto de hacerle explotar la cabeza,y cuando se acordaba del tema de Silvia se ponía enferma de ira,no llevaba ni un mes cómo reina y ya tenía una enemiga que quería quitarla de en medio para quedarse con lo que era suyo. Aníbal por su parte estaba demostrando ser un gran apoyo para Adriana cuando el estrés podía con ella,además los políticos veían bien que el nuevo rey consorte estuviese a favor de la guerra y mejor era que el senado de Cartago apoyaba a Siracusa,tenían asegurado un potente aliado contra los espartanos y Adriana y Aníbal esperaban negociar con el senado de Roma para obtener su apoyo,algo casi seguro. Aún con todas estas situaciones Adriana trataba de seguir al lado de sus hijos,sus pequeños que entendían con su inocencia infantil que su madre era ahora reina,no habían cesado de decirles a ninguno de los dos mayores el linaje al que pertenecían,el pequeño Amílcar tenía casi un año era demasiado pequeño para percatarse de lo que ocurría a su alrededor. Aunque fuese un poco menos,los niños no habían roto el lazo con sus padres,quiénes seguían pasando tiempo con ellos.
Sadik que ya había cumplido los siete años empezó a recibir clases de quién en un futuro sería algo más que su perceptor si no de sus más leales amistades; Antígono,el preceptor del niño,contratado por el mismo padre del niño,estaba Aníbal dándole una confianza tremenda a ese griego siciliano ya que se le estaba encomendando la educación de un futuro rey,¿cuánto hacía que no se veía a un rey con sangre cartaginesa? Bastante.
Antígono pronto le cogió cariño a Sadik,no sólo porque el niño era listo y despierto,de hecho los ojos verdes mostraban un brillo pícaro y astuto para su corta edad,si no porque cómo muchos pensaban,Sadik y sus hermanos representaban la unión de los pueblos sicilianos,por parte de Aníbal tenían sangre fenicia,ya que los antepasados de Aníbal habían emigrado desde Fenicia hasta Cartago muchos siglos atrás y cartaginesa. Por parte de Adriana tenían sangre celta,los antepasados trinacrios y sicanos de la familia de Adriana habían pertenecido a un clan llamado La Tribu de Dana,los primeros reyes de Siracusa,algo de sangre fenicia pero escasa,griega ya que parte de los antepasados de Adriana y Selene por parte de la madre de ellas,Cibeles,que aún siendo romana tenía ascendencia griega y romana por parte de ambos progenitores. Los augures habían predicho hacía siete años,cuando Sadik se encontraba en el vientre,que ese niño sería uno de los mejores reyes que Siracusa tendría en su historia.
Adriana tenía en ese sentido la tranquilidad de que cuidaba de su hijo uno de los mejores preceptores que había en Siracusa,Adriana noto con eso que su primogénito estaba cada vez más cerca de ser un hombre y poco a poco dejaba de ser su pequeño,su pequeña Aradna a pesar de tener cuatro años estaba empeñada que en cuanto fuese mayor quería aprender del manejo de la espada y a luchar igual que iban a hacer sus hermanos varones,algo que sacaba de quicio a Aníbal porque la niña no paraba de insistirle y si era una décima parte de testaruda como él iba a conseguirlo,además de que le llenaba el fiero orgullo de que su única hija también quisiera ser guerrera,aunque para eso aún quedaba tiempo,que disfrutase de la infancia.

Adriana estaba estresada,¿qué podía hacer con el tema de Esparta?¿Y con Silvia? Al menos Silvia estaba fuera de Siracusa,sus criados se lo habían confirmado a Lucius que había huido cómo una rata a Roma,un problema menos,ahora le quedaba la guerra.

-Adriana,vas a enfermar a este paso- le recriminó Aníbal al verla tan estresada,podía entender ese estrés,él mismo había estado en semejante estado de estrés pero por las guerras,ahora Adriana podía entender cómo se sentía él antes de una guerra,aunque no era ahora lo mismo,porque él era militar,lucharía,pero Adriana obviamente no,pero tenía que decidir que hacer de si Siracusa lucharía o no.

-Aníbal....dos mensajeros,dos han sido enviados a Esparta y los dos han vuelto con claros mensajes de guerra y asesinados....¿qué hago?

-Masacrar Esparta,arrasarla hasta los cimientos por si quiera amenazar,esas colonias son siracusinas,aunque sean tierras de Esparta.

-¿Y lo de Silvia?

-Esa perra va a morir,tranquila,conocerá el tormento de la cruz- Adriana,cómo siempre,busco refugio entre los brazos de Aníbal,ocultando su rostro en el pecho,lo hacía siempre que estaba mal,siempre que necesitaba consuelo entre los fuertes brazos de su esposo. Aníbal la recibió a su esposa entre sus brazos,quería consolarla,mostrarse a su apoyo en esos momentos tan difíciles para ella,Adriana le había apoyado siempre y ahora le tocaba a él estar a su lado y apoyarla. Aunque no lo admitiese la echaba de menos,ahora sus obligaciones los hacían estar no tanto tiempo juntos como antes,pero esos momentos no se los quitaban nadie.

-Mi reina....-la voz de Lucius interrumpió tan tierna escena,Aníbal,aún con Adriana abrazada a él,le hecho al legionario una mirada homicida,aunque Lucius era un hombre leal y honorable era un poco inoportuno.

-¿Qué ocurre?- preguntó Adriana separándose de Aníbal,aún así Aníbal tenía la cintura de Adriana rodeada con su brazo,entre marcando territorio y en actitud protectora con ella,no podía evitarlo,era muy sobreprotector con su mujer y con sus hijos,cómo un león que protegía a su leona y a sus cachorros.

-El senado de Roma ha mandado una misiva,dentro de unos días vendrá un portavoz de Roma para decidir sobre su intervención con la guerra con Esparta.

-¡Eso son buenas noticias! Aníbal...-Adriana miró a su marido con un brillo de ilusión en sos ojos,¡gracias a los dioses! -Roma quizás nos ayude.

-Además de que pronto vendrán unos sufetes desde Cartago para afianzar la alianza con Siracusa en la guerra,está claro que Roma también va a ayudar a Siracusa en esta guerra- lo tenía también como sorpresa Aníbal para Adriana,había convencido al senado cartaginés para ayudarles. Adriana le abrazó efusiva,menos mal que lo tenía a él para ayudarle,se notaba su experiencia en liderazgo como el general que era,había dirigido a sus tropas en territorio hostil y sus hombres le seguían ciegamente hacia la victoria,Adriana sabía desde que que fue coronada reina que tenía un consorte digno del título.

-Adriana,vamos a aplastar Esparta,nadie osa retar a las potencias del Mediterráneo- la verdad era que la Magna Grecia estaba en suma decadencia,de la que se aprovechaban para crecer Cartago y Roma,aunque los griegos seguían comerciando con los cartagineses y los romanos,aparte de ocasionales alianzas políticas,como hace tiempo Siracusa se alió con Esparta cuando Siracusa era una polis griega. Siracusa iba a alzarse victoriosa.







10 comentarios:

  1. Apasionante historia que te sumerge desde el principio hasta el final.

    Gracias por tan maravillosa literatura.

    Besos. Pastora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario Pastora,me llega al corazón que mi humilde historia guste ^^
      Un beso

      Eliminar
    2. Me ha encantado, espero que ganen la guerra.
      besos.

      Eliminar
    3. Ya veremos como transcurre la guerra. Lucius inoportuno xD

      Eliminar
  2. Me gusta tu blog! Me suscribiré e iré leyendo viejas entradas para conocer este espacio un poco más. Un saludo y si tienes tiempo, pásate por mi blog!

    http://simplementematt.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita y tu comentario,espero verte mas a menudo por aqui. Y claro que me pasare por tu blog.
      Un beso

      Eliminar
  3. Capítulo 22 de robo de identidad publicado :):).

    ResponderEliminar
  4. Espero con ansia el siguiente capitulo :):).
    Yo he publicado el 23 de robo de identidad.

    ResponderEliminar
  5. He regresado querida Sandryska, y me paso por aquí para ponerme al día... Así que allá voy xD

    Un fuerte beso :*

    Pd: Te aviso que ya he publicado en mí blog:
    http://blackmoon-i.blogspot.com/2014/06/libro-dos-el-sirviente-del-mal.html
    Te espero por allí ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. IVEL!!!!!!!!!!!!!!!! -media hora más tarde- Iveeeeeeeeel!!! *^* se te hecho de menos :3. Y me tendrás por allí.
      Un beso!!

      Eliminar