Translate

lunes, 9 de junio de 2014

Suavis Inimicitia: "Ave Caesar"

(Nota: El término "Caesar= César" se usó bastante tiempo después durante el transcurso de mi historia,pero me pareció que con el título y el contenido de esta entrada pegaba)


En unos pocos días viajaron a Siracusa,tanto el matrimonio y sus hijos junto con la familia de Aderbal y Dido,el joven Aníbal que quería escribir la coronación de su tía Adriana y además fue también Élbir porque aparte de que era amigo y fiel soldado de Aníbal,estarían Adelphos y Fabio. Cabía decir que Adelphos pronto subiría al trono de Sardonia y Ailis al de Catania en compañía de Fabio como consorte.
En esos días previos a las fiestas de Diana-Artemisa,estuvieron en el palacio real de Siracusa,hasta que las parcas cortaron finalmente los hilos de la vida de Dionisio,elevando a Adriana al trono dorado de Siracusa. Su hijo Dionisio era apenas un niño de tres años y su esposa creía que ella sería la regente de Siracusa,pero no,el trono sería de Adriana,y así la joven se ganó el odio de la ex-reina consorte.

El día que fue proclamada reina,durante la ceremonia en la que lo más granado de la aristocracia siciliana vino a rendirle homenaje de sumisión,Adriana estaba arrebatadoramente hermosa y toda ella parecía haber sido envuelta en un aura de divinidad ,de arrogancia y poder.
Vestida con sencillez y extrema elegancia con su frente ceñida por la corona de laureles dorados,en medio de una sala enorme y colmada con la más suntuosa riqueza ,acomodada sobre su trono,la herencia de su familia materna,ahora la dinastía de aquella familia cuyos orígenes se perdían en la historia griega de Siracusa,mezclada con la divina sangre romana volvía a su lugar en el trono. Adriana a la edad de veintidós años,vio complacida como los más poderosos políticos de Siracusa,que una vez la repudiaron por su boda con un cartaginés,y generales de la guardia de Siracusa se postraban a sus pies y jurarle fidelidad eterna.
A su lado,su esposo Aníbal tomaba su mano,ambos tenían sus dedos entrelazados con gesto de fidelidad entre ambos,además porque Adriana estaba asustada y aunque lo disimulaba con una cortés sonrisa Aníbal notaba sus nervios debido a como le apretaba la mano. Él iba también arrebatadoramente hermoso,ataviado con sus arreos militares y con una corona de laureles plateados en símbolo de su estatus de consorte. No se sorprendió a si mismo mirando con soberbia y superioridad a todo y cada uno que se arrodillaba a besar los pies de su mujer sobre las doradas sandalias,a aquellos viejos que sabían perfectamente que él había asesinado años atrás a la madre de Adriana y ahora ocupaba el trono al lado de la heredera de Cibeles. Pero más se regocijó al ver que los propios Julius y Selene tuvieron que humillarse también,aunque Adriana y su hermana habían hecho las paces,él aún les guardaba rencor,sobretodo a Julius, y ver eso le encantaba. Adelphos,Fabio y Ailis también tuvieron que hacerlo,pero ellos no tendrían que hacerlo cuando la coronación de ellos tres debido a que debido a su nuevo estatus no tendrían que hacerlo.
Adriana al ver a sus familiares,la sonrisa de cortesía se borró para que en sus labios se dibujase una bella sonrisa de felicidad verdadera y no de cortesía como hacía con los demás.
Aníbal la miró de reojo,nunca antes la había así,tan bella,tan arrogante,tan segura,proyectando tanta fuerza con sufetes (cónsules),generales y príncipes besándole los pies.

Aquella noche,luego de concluida la extensa ceremonia de entronización de Adriana,cuando iban ella y Aníbal a retirarse a sus habitaciones,la familia quiso reunirse para celebrar a solas y a su manera,aunque los niños estaban todos dormidos ya,la ceremonia había agotado a los niños,cabía decir que estaban no sólo Sadik,Aradna y Amílcar,si no también Marco,Junio,Lucrezia y Adama. Âkil tenía trece años y prefería estar con los adultos.

-Hermana,eres más hermosa que yo,más mayor que yo,más poderosa que yo. Ganaste,soy la otra Augustus.- dijo Selene a la vez que sonreía y abrazaba a su hermana.

-Aún estoy de los nervios Selene,no sé cómo haré esto....

-¡Titos,estáis realmente guapos!- gritó el joven filósofo a la vez que se abalanzaba para abrazar a Aníbal,pero el general de un simple movimiento se apartó y su sobrino se estampó contra una pared,Aníbal no tardo en además quitarse de los cabellos la corona plateada de laurel.

-¿Quién es este?- preguntó Selene.

-Es el sobrino de Aníbal,se llama también Aníbal.

-La familia aumenta- intervino con su habitual diplomacia Fabio,quién se acercó al filósofo,que además era más mayor que él,que Adelphos,Ailis,Adriana y Selene,ya que el greco-púnico tenía veintisiete años,mientras que Adelphos tenía veinticinco,Fabio veintitrés y Adriana,Selene y Ailis tenían veintidós.

-Encantado Aníbal,yo soy Fabio Iulia,y ellos son mi hermano Adelphos,mi esposa Ailis y la hermana melliza de Adriana,Selene.

-Oh,encantado Fabio.- Élbir también estaba en escena y se acercó a Adelphos y Fabio y los tres no tardaron en entablar una conversación. Pero Adelphos se acercó a su prima y la agarró,levantándola del suelo con efusividad.

-¡La reina entre las reinas! Adriana eres realmente la imagen de una diosa.
-Adelphos bájame- rió ella a la vez que su primo la depositaba en el suelo riendo.

-Pronto nosotros también subiremos a nuestros respectivos tronos,yo al de Sardonia,Ailis al de Catania y Fabio será su consorte- rió Adelphos.

-Rey consorte y seguiré siendo príncipe de Sardonia,Delphos- se defendió Fabio pero esbozando una amplia sonrisa,realmente estaba feliz por su prima y el ser el futuro consorte de Ailis no le importaba,reinaría junto a su amada esposa. Un día ellos tres estarían en sus respectivos tronos,Selene no además de que ella prefería la República y ser la esposa de un cónsul le aseguraba una posición muy importante en Roma,además estaba aprendiendo a ser menos ambiciosa y agradecer lo que tenía.


8 comentarios:

  1. Hermosisimo tu blog y grandioso todo lo que he leido.Me quede por aca y te invito al mio

    http://migraninversionamway.blogspot.com

    Besossss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario,me alegra de que te guste la humilde historia que trato de transmitir. Me pasare por tu blog encantada y siempre sera un placer tenerte por aqui.
      Un beso

      Eliminar
  2. Me ha gustado el relato! Espero que les vaya bien en su reinado..

    un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento empezo con buen pie,esperemos que vaya igual.
      Un beso

      Eliminar
  3. Me ha encantado, estoy convencida de que Adriana será una gran reina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido educada desde niña para serlo,Adriana nos sorprenderá .
      Un beso

      Eliminar
  4. Amiga no te quedaste en mi blog.. :( De todas formas muchas gracias por tu visita y comentario. Besosss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde el móvil no.puedo seguirlo T.T desde el pc si ^^ así que en unos minutos te sigo amigo mio ^-^

      Eliminar