Translate

lunes, 30 de junio de 2014

Suavis Inimicitia: "Aires de guerra y traición"

La furia de Adriana no conocía límites en cuanto Lucius le informó de las intenciones de Delinenar y de su alianza con Silvia. Aníbal ahora estaba ocupado con el tema de la guerra contra Esparta,además que le pidió ella misma a su marido  que se encargase de ella y su esposo. Adriana podía ser todo lo buena y dulce que quisieran,pero se estaba hartando de que pensasen que porque no fuese una zorra fría y calculadora fuese estúpida,de modo que Delinenar acusada de traición iba a ser arrestada y condenada a muerte. Además de que Adriana había guardado un lugar especial en el pretorio para Silvia en cuanto apareciese,no iban a morir lentamente ,no, iba reservar sus muerte para los juegos de gladiadores que se celebrarían tras la guerra con Esparta,de modo que Delinenar y Octavio fueron conducidos hasta los sótanos del Pretorio,donde estaban las mazmorras y los encerraron en una celda a oscuras.
    Octavio fue absuelto por falta de pruebas,la verdad es que el hombre era inocente ya que el complot era de su mujer y Silvia. No sólo la cárcel fue el castigo de Delinenar,si no que Octavio decidió anular su matrimonio con Delinenar,por tanto ella perdió la ciudadanía romana y fue despojada de sus títulos de patricia,por tanto quedo como una esclava íbera,ya que cuando fue repudiada por su padre Delinenar perdió también el título de princesa ibérica.

    Pasaron semanas y una vez se establecieron las alianzas de guerra con Cartago y Roma contra Esparta,llego el día en que debían partir al Peloponeso para combatir a los espartanos. Aníbal y Adriana se despidieron de dos maneras,una privada en que hay si hubo caricias y besos y alguna que otra lágrima por parte de Adriana,además de los niños que ya habían visto una vez a su padre herido. Por no hablar de la noche anterior en que el matrimonio una vez más se despidió entre las sábanas. La otra despedida que tuvieron fue pública,ya que dentro del protocolo no estaba bien visto contacto físico,ahora eran reyes y debían de dar ejemplo.

    -Vuelve con tu escudo....o sobre él- le dijo Adriana en las dos ocasiones,tanto en la privada como en la pública,salvo por la diferencia en que en la privada se lo dijo con lágrimas en los ojos y en la pública lo dijo serena,pero se apreciaba un profundo halo de tristeza en sus ojos.

    -Volveré,y te traeré la cabeza del rey de Esparta en bandeja,mi reina.

    -Me basta con que vuelvas vivo,mi rey. Siracusa necesita a su rey.- “Yo te necesito,y tus hijos también” había dicho en privado.

    -Siracusa no perderá a su rey,ni Cartago a uno de sus generales- “No me vas a perder” palabras cariñosas escondidas entre palabras regias. Adriana se fijo en que Aníbal no llevaba una falcata,si no dos una colgando del cinto metida en su funda de cuero y la otra en la mano también en su funda de cuero ,lo miró dubitativa,¿qué iba a hacer?

    -Sadik- dijo Aníbal,los niños estaban con ellos,Sadik y Aradna cada uno a un lado de su madre y Amílcar en brazos de Adriana. Sadik dio un paso adelante y se situó enfrente de su padre,quién realmente imponía con la coraza,las grebas,el casco y la espada colgando del cinto.

    -Sadik,ya tienes siete años,pronto empezaré a entrenarte en el arte de la guerra,así que,en mi ausencia,Âkil- Aníbal miró hacía delante,donde en un segundo plano,junto a su madre Dido estaba Âkil,el joven sobrino de Aníbal que estaba a punto de cumplir quince años y que si no fuese por meses habría ido a su primera guerra.- Âkil te irá instruyendo en que vayas familiarizándote con la espada.- alargo su mano,cediéndole la espada,la había comprado hacía siete años,cuando Sadik era un bebé y fue destinado a Iberia por unos meses,encargo a uno de los mejores armeros de Cartago Nova la fabricación de una espada falcata para su primogénito.
    Sadik miro a su padre con un brillo de ilusión en sus ojos,se sentía adulto,mayor....había esperado tiempo para llegar a poder empuñar una espada.

    -No te decepcionare padre.


    Habían pasado días desde la partida de Aníbal junto con sus hombre de Siracusa al Peloponeso,en esos días Sadik empezó a manejar la espada bajo las lecciones de Âkil. Âkil y Sadik  estaban bastante unidos debido a que desde que nacieron sus primos Âkil se había sentido responsable de ellos por ser el mayor. Âkil se había sentido decepcionado de no poder ir a la guerra porque le faltaban pocos meses para cumplir la edad mínima para entrar en el ejército,quince años,llevaba años en la academia militar y estaba a punto de terminar ya y poder seguir la vocación a la que estaba destinado a seguir,al igual que un día lo harían Sadik y Amílcar cuando fuesen mayores,aunque Aradna siendo una mocosa también quería unirse al ejército,igual que esa primilla suya romana llamada Lucrezia Iulia,hija de Fabio y Ailis,esa niña no sabía porque había desarrollado un singular afecto hacia él,de hecho en todo ese tiempo que estaban en Siracusa esa niña rubia de solo tres años no paraba de seguirle,ni de espiarle en los entrenamientos,bueno si de mayor era atractiva.....

    Sadik no sólo estaba recibiendo instrucciones militares,si no también por parte de su maestro Antígono,que instruía al niño en  Retórica,Álgebra, Astronomía e Historia,Antígono trataba de alimentar las raíces del niño,la de todos los pueblos que representaba,algo que no cesaba de repetirle Antígono.

    -Debes de entender Sadik que representas la unión de todos los pueblos que ha habido en Sicilia,en Siracusa no ha habido ningún rey cómo lo serás tú.- le repetía sin cesar Antígono,pero pronto vio que al niño le interesaba más la historia de Cartago que la de los demás,el maestro supo que a edad temprana la balanza que decidiría de que bando se posicionaría la sangre mestiza de Sadik por Cartago o Roma se había inclinado hacía Cartago,y que rendiría culto al panteón de Cartago cuando ahora mismo recibía una educación religiosa mezclada del panteón púnico y romano.

    Adriana no sólo dirigía Siracusa ahora en solitario,a esperas impaciente de noticias de la guerra,calculaba que con los días que habían pasado ya habría llegado Aníbal junto con el ejército a las costas de Grecia,si no que también obviamente cuidaba a sus pequeños,le gustaba ver a Sadik tan entusiasmado con las clases y con las lecciones de espada dadas por su primo,el otro primo,Aníbal,ejercía de profesor particular por si el niño tenía alguna duda con las lecciones,pero él básicamente se dedicaba a dar clases a los hijos de cónsules y senadores además de perseguir a algunas de las doncellas,en fin,era feliz.
    Además Adriana en sus ratos libres estaba con su querida cuñada Dido y su hermana Selene,a quién agradecía verdaderamente el haberla defendido y que gracias a su ayuda podía estar algo más tranquila por el tema de Silvia al encarcelar a su cómplice Delinenar. 
    Pero está era la calma que precede a la tempestad,mientras en las costas de Grecia se derramaba sangre,alguien había vuelto a Siracusa bajo la apariencia de una esclava:
    Silvia.
    Silvia había vuelto a Siracusa disfrazada de una esclava y había adoptado el nombre de Emilia,se había cortado la melena roja y gracias a la raíz de una planta conocida cómo manzanilla había aclarado su cabello para pasar desapercibida entre los esclavos,ya que dudaba que Adriana se fijase en los esclavos,así que se serviría de aquella flor blanca que mató a Dionisio,mataría a dos reyes de la misma forma.

(Despedida de Aníbal y Adriana)

(Sadik y Âkil)

8 comentarios:

  1. Hola Sandryska,
    Me gusta la manera que tienes de describir a Adriana:
    "Adriana podía ser todo lo buena y dulce que quisieran,pero se estaba hartando de que pensasen que porque no fuese una zorra fría y calculadora fuese estúpida."
    Y es muy cierto, la mayoría de las veces... se prejuzga a la persona por su comportamiento calmado y no saben que debajo de la tranquila apariencia puede esconderse una pantera.
    Gracias por compartir, me agrada leerte.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las apariencias engañan y lo que parece ser tranquilo y dulce puede ser cómo tu has dicho una pantera. También es cierto que Adriana ha madurado desde el inicio de la historia siendo una niña a ser una mujer y eso le ha influido mucho.
      Un beso

      Eliminar
  2. me ha encantado, y Adriana es perfecta en todos los sentidos, estoy convencida de que Silvia no podrá asesinarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me está encantando. yo puse otra en robo de identidad.

      Eliminar
    2. Adriana esta demostrando ser buena reina,ha madurado mucho a lo largo de la historia. Y Sadik se esta convirtiendo en un hombre y hoy ha habido dato importante sobre Lucrezia e.e Y Silvia y Delinenar ya veremos como acaban.
      Ahora me paso~

      Eliminar
  3. es una gran mujer, ya no es una niña :). por cierto, respondí al comentario en mi blog ;).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo lei ^^ La verdad es que todos han cambiado desde sus inicios

      Eliminar
  4. actualicé robo de identidad, cielo :). está el capítulo 30.

    ResponderEliminar