Translate

viernes, 5 de septiembre de 2014

Invictus: "Capricho"

Mientras Sadik empezaba la carrera militar,sus hermanos Aradna y Amílcar se aburrían mortalmente,seguían dando clases con Antígono,quién aunque Sadik ya no diese clases o daba pocas por sus nuevas obligaciones seguía siendo uno de los principales aliados y consejeros del príncipe,pero los dos más jóvenes también querían luchar,sobretodo Aradna que estaba harta de que tratasen de feminizarla tanto su madre como sus tías y que fuese tabú el que supiese manejar la espada y montar a caballo,no era justo dado a que era una gran espadachina a pesar de su juventud y que era una diestra amazona,el tener que guardarse se habilidades para la privacidad le quemaba por dentro,en Siracusa era peor porque ahí tenía más de un ojo puesto en la rebelde princesa.
Aradna era más parecida a su madre físicamente pero su carácter era totalmente el de su padre,sólo se mostraba dulce y femenina cuando cierto rey sardónico estaba cerca,coqueteo que Adelphos ignoraba porque Aradna tenía doce años.
Un día Aradna fue con su madre y su tía Dido al ágora,el lugar donde hervía el comercio dentro de la ciudad,el ágora y el puerto eran el corazón de Cartago ,pero no iban las tres solas iban con ellas la esclava Elira y un esclavo bastante musculado llamado Adonibaal. Amílcar se había quedado en casa con su prima Adama alegando el calor pero era mentira,quería quedarse en casa porque no soportaba que lo llevasen de compras.
Aradna tampoco lo soportaba pero ese día no se le ocurrió una excusa apropiada.
El ágora estaba lleno de gente había puestos de telas,joyas,papiros,esclavos entre otros productos que venían de distintas partes de África,de Iberia e incluso de la lejana Britania. Aradna hubiese preferido ir por su cuenta pero lo peor es que no podía explorar ni un poco porque siempre tenía encima la mirada de alguien.
-Mamá....¿queda mucho?- preguntó cansinamente Aradna a Adriana.
-Vamos tu tía y yo a mirar unas telas venidas de oriente....
-Vais a tardar una eternidad....
-Adriana,deja que Ara mientras vea otros puestos -Dido le guiño un ojo de manera cómplice a Aradna pues por la cara de la niña se podía adivinar su tremendo aburrimiento.
-No sé....
-Por favor mamá,mami por favor- empezó a suplicar Aradna poniéndo ojos de cachorrito,Adriana suspiró profundamente ante la insistencia de su hija.
-Esta bien....pero que vaya Elira contigo.
-Puedo ir sola.
-O con Elira o aquí conmigo.- Aradna tuvo que ceder e ir con la esclava libia mirando los puestos del ágora,quería encontrar uno de armas y ver espadas nuevas,pero algo llamo la atención de la princesa.
-¡Esclavos,recién llegados a Cartago! ¡Vamos señores y señoras no pierdan la oportunidad de adquirir a buen precio a este animal venido desde Germania!- vociferaba un comerciante de esclavos,bueno ese  era de los mejores comerciantes de eaclavos,de hecho ese hombre fue quien vendió hacía años a Elira y a Atia a su familia,años antes de que Aradna naciese e incluso antes de las nupcias de Aníbal y Adriana.
-Elira,vamos- apremió Aradna a la esclava a ir pues le había llamado la atención eso de "animal de Germania",ambas se hicieron paso entre la multitud hasta llegar a la primera fila de ese comercio de esclavos,donde el vendedor lo exponía ante el público cómo si de un animal se tratase,estaba semi desnudo,vestido solo con un taparrabos y sus manos estaban encadenadas con grilletes, era un germano alto y guapo de largos cabellos rubios y unos ojos de un azul oscuro, tenía un pecho ancho y fuerte,parecía un mala bestia no sólo por su musculatura si no por la fiera mirada que le echaba a la gente que le observaba curiosa de poder comprarlo.
-¿No se quieren llevar a esta bestia germana? Recien traído de más allá de los Alpes. Listo para trabajar en los trabajos más duros.
-Elira....yo quiero a ese esclavo.
-¿Qué?
-Ve a por mi madre-. Aradna había clavado su mirada en el germano,le había llamado la atención el físico y la fiereza de la mirada enturbiada del germano y tenía que tener a ese esclavo,era un capricho y quería tener a su propio esclavo ya. No era deseo sexual debido a la juventud de Aradna,era simple capricho.
-¡Mercader!- gritó Aradna acercándose al vendedor de esclavos y al germano.
-¡Vaya! ¿Te manda tu madre a compar esclavos,niña?
-Es para mi,¿cuánto por el germano?
-¿Te interesa el germano,niña?- el comerciante al ver las ropas de calidad de la niña,Aradna iba con una pequeña tiara dorada y ropas mezclada entre negro y dorado, y reconocer aquel gesto fiero de uno de sus clientes más ricos hizo una pequeña reverencia a Aradna y tiró del germano hacía el interior de edificio seguidos por la jovencita.
-¿Tiene nombre el germano?
-Harek.
-¿No habla púnico?
-Sí,pero no habla mucho.
-Harek...-murmuró Aradna mirando fijamente al germano,quien le devolvía la mirada desafiante,¿le iba a comprar una niña? Agradeció a los dioses que pir lo menos le iba a comprar una mocosa que parecía inofensiva.
-¿Cuánto?
-Por ser tu,cincuenta monedas de oro.
Al poco Adriana y Dido volvieron junto con Elira y aquel esclavo que veleba por su seguridad,Adriana se quedo helada al ver a Aradna examinando a aquel enorme germano. Harek levantó la vista y le agrado al ver a la hermosa mujer que parecía ser la madre de la niña.
-Señora Khysqti,siempre es un placer recibirla.- dijo el mercader con una sonrisa avára,conocía que Adriana podía pagar perfectamente el precio del germano.
-Aradna,¿qué es esto?
-Mamá quiero a este esclavo.
-Ara....
-Por favor.....- Adriana suspiró,¿por qué no?
-Así Sadik también tendría alguien con quien practicar la espada.
-No,para minel germano,será mi juguete,mamá por favor...-cincuenta monedas....Adriana le indicó a Elira que pagase el precio del germano,quién sonrió para sus adentros al ver la hermosisima mujer que sería la madre de su dueña.
(Aradna)

(Harek)

3 comentarios: