Translate

jueves, 11 de septiembre de 2014

Invictus: "La pelea"

Tras el mismo golpe  el Íbero alzó su hacha , con la intención de partir a Sadik por la mitad , pero mucho antes de poder hacer eso  Aníbal ya se había quitado de encima a Aderbal .
Rodó entre las piernas del Íbero y se colocó frente a él , entre Sadik y el guerrero y con fuerza clavó la espada en su vientre , empujándolo contra la nieve , poniéndose sobre él y agarrando su sable , sacándolo de su vientre y comenzándolo a clavar por todo  su cuerpo  , hasta clavarla en su garganta.
Sadik se quedo estupefácto al ver como su padre se había puesto entre él y aquel íbero,no sabía que pensar porque en su mente veía que su padre no confiaba lo suficiente en él para defenderse solo.
  -¿Estás bien?- preguntó Aníbal a su hijo,cubierto de la sangre de aquel guerrero íbero.
 
  -No necesitaba ayuda,mi general- puso mucho énfasis en "mi general" y dándole un leve empujón a Aníbal para seguir su camino en la lucha. Los soldados que había visto eso no pudieron evitar pensar que en parte Sadik había sido un león luchando pero por otra que su general tenía que protegerlo.
La brutal lucha terminó ese día con la victoria de los cartagineses sobre los íberos,esa noche los soldados celebraran la victoria con vino y mujeres íberas.
Sadik se retiró pronto a la tienda para descansar y porque no aguantaba las risitas de sus compañeros de que su padre había tenido que salvarle,solo Tirso y Âkil no le dijeron nada. Sadik tras desnudarse de cintura para arriba se tumbo sobre el camastro de madera y cerró los ojos tratando de olvidar todo.
  -Sadik- la voz de su padre desperto a Sadik,quien no se movio del camastro.
  -Déjame.
  -Sadik estoy aqui como tu padre.
  -Mi general,ahora sólo quiero descansar y no celebrar la victoria- Aníbal miró a su hijo y apretó el puño con evidente enfado,le había salvado la vida,¿y qué? Lo hubiese hecho por cualquiera de sus hombres,pero por Sadik tenía más motivos.
   -Cuando entres en razón quiero hablar contigo. Y que sepas que habría dado la vida por cualquiera de tus compañeros,soldado- dijo con voz glaciar antes de irse de la tienda de su hijo casi al mismo tiempo que entraba dentro aquel joven numida llamado Sífax que le caía simpáticos los dos más jóvenes del ejército,Sadik y Tirso,los tres compartían tienda con otros dos compañeros.
   -¿Alguna herida,Sadik?- preguntó Sífax.
   -Alguna....¿vienes a mofarte de mi?
   -No,aquí hay muchos padre y muchos hijos,Âkil es tu primo y el capitán es su padre.
    -Pero no le salvo la vida....
    -Eso es señal de que tu padre te aprecia y se preocupa por ti- Sadik se levantó del camastro para acercarse al numida,una sonrisa amigable se dibujo en los labios del soldado de la piel de ébano al ver que Sadik parecía amistoso,ya que le extendió la mano y se la estrecho en señal de amistad.
     -Me alegra contar con tu amistad,Sífax.
     -Lo mismo digo,Sadik.
Horas más tarde,Sadik no podía conciliar el sueño,así que salió de la tienda para caminar por el campamento que ahora parecía desierto debido a las altas horas de la madrugada,el suelo estaba cubierto de nieve,algo que a Sadik le llamaba la atención ya que acostumbrado al calor de África y que rara vez vio la nieve cuando había estado en Iberia cuando era más pequeño,así que le llamaba poderosamente la atención.
     -Vaya,mirad lo que trajo el gato....-dijo una voz a espaldas del adolescente,Sadik las reconocio: eran dos de los matones que molestaron a Séfora,dos fanfarrones que se dedicaban a hacerle la pelota de una manera vomitiva a Aníbal.
     -¿Qué queréis?- preguntó ásperamente Sadik girándose hacia ellos.
     -Has sobrevivido a tu primera batalla....lástima.
     -Cómo no....siendo el hijo del general....
     -He luchado como vosotros- dijo Sadik tratando de parecer calmado.
      -Sí.....pero este solo lucha en batalla.
      -Exácto,si no papaíto no podría protegerte- sonrió malignamente uno de los matones,Sadik sintió como su sangre hervía ante aquellas palabras,de modo que Sadik agarró a uno por las ropas y lo empotro contra un poste con furia.
      -Escucha,capullo de mierda,he luchado incluso más que vosotros porque a vosotros ni se os ha visto el pelo en la batalla,y cuando ha acabo la batalla vuestras armaduras no estaban con ni una gota de sangre- Sadik lo soltó violentamente,aquel matón se froto la garganta enrojecida y fulminó a su compañero por no haber movido un músculo. Sadik se dio la vuelta para volverse a su tienda cuando al hombre al que había agarrado le dio en su talón de Aquiles.
     -Maldito niñato hijo de una puta romana.- cuando escucho Sadik esas palabras,se giró lentamente,a una lentitud siniestra como un león apunto de abalanzarse sobre su presa. De hecho así fue porque Sadik se abalanzó sobre el que había llamado puta a su madre,tirándole al suelo y permaneciendo encima de él,Sadik empezó a golpearle con furia,partiéndole varios dientes a base de puñetazos,cerrándole un ojo a golpes. Cuando el más pasivo se acercó para golpear a Sadik,el adolescente le noqueo de un puñetazo,reventándole la nariz y arañandole los ojos,cegándole,para seguir con el festival de golpes a los dos. Puñetazos,patadas,golpes en la cabeza,la columna.....Sadik estaba siendo un salvaje,llenándose de sangre ajena. Los gritos de los pobres desgraciados despertaron a algunos de los soldados,que salieron curiosos al ver que pasaba,entre ellos estaba Élbir que al ver a Sadik dándole una paliza de muerte a esos dos.

  -¡¡Sadik para!!- gritó Élbir cogiendo al muchacho por los hombros y separándole de aquellos dos infelices,le costo bastante separar a Sadik de esos dos pobres que lo más seguro es que se hubiesen quedado inútiles. Sadik fue atado por los brazos entre dos maderos para recibir su castigo,los músculos del quinceañero soldado se marcaban en esa postura que los soldados que tenían ambigüedad sexual o las pocas mujeres que estaban,putas en su mayoría,sintieron deseos carnales hacía a aquel joven. Élbir fue a la tienda de Aníbal para contarle al general el fallo de su hijo.

 (Aníbal tras hablar con Sadik)

 (Sífax y Sadik)


(Sífax y Sadik)

2 comentarios:

  1. me ha encantado, esos dos canallas merecían lo que Sadik les ha hecho por insultar a su madre.
    he publicado nuevo en robo de identidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sadik puede ser tan terrible como su padre,y cualquiera le arranca los ojos a quien se meta con su madre

      Eliminar