Translate

sábado, 2 de agosto de 2014

Invictus: "El bastardo de Bitinia"

   Aníbal no se tomo muy bien que Sadik a sus catorce años ya tuviese una "amiga" porque lo veía demasiado joven,pero era un poco contradictorio dado que Aníbal se consideró hombre a los trece años por haber gozado con una mujer,una esclava hermosa que había en su casa cuando era adolescente. Argumentó que era debido a que Sadik era un príncipe y Séfora era hija de un comerciante,pero lo achacó a un mero capricho pasajero,no quería que Sadik se comprometiese tan pronto,ni él ni ninguno de sus hijos,quería que fuesen más mayores para elegir a su consorte. Además de que Adriana le persuadio un poco para que dejase a Sadik en paz con el tema de Séfora gracias a los retozos en la cama.

   Semanas pasaron y el joven filósofo,que seguía viviendo con sus tios, estaba ayudando a Adriana con unos pergaminos que se había llevado desde Siracusa hacía unos meses,la verdad es que la familia pasaba medio año en Cartago y el otro medio en Siracusa,pero estaban más a gusto en Cartago.

   -Y dime,¿qué son estos pergaminos?- preguntó el filósofo.

   -Básicamente correspondencia que tenía mi madre guardada con otros reyes,quiero saber más de las alianzas con Siracusa,ahora estamos aliados con Roma y Cartago,además de con Catania,Palermo,Corinto,Esparta y Macedonia.

    -¿Y quién es Roxana?-pregunto de golpe el filósofo.

    -¿Quién?- Adriana miró a su sobrino Aníbal que se encontraba con un pergaminos en sus manos,mirándolo de forma extrañada.

     -Aquí hay una carta dirigida a tu padre en nombre de una tal Roxana de Bitinia.

     -¿Para mi padre? Roxana que yo recuerde era la reina de Bitinia...- Adriana cogió la carta y empezó a leerla,cpn cada palabra que leía de aquel pergamino,los esquemas de su vida se resquebrajaban poco a poco...

   Aquella noche Aníbal volvió a casa un poco más tarde ya que fue con Aderbal a su taberna habitual a beber un poco,desde hacía tiempo no lo hacían mucho pero ya no bebían hasta emborracharse hasta el punto de vomitar como habían hecho más de una vez.
   Llego deseoso de su esposa,pero lo que se encontro le extraño,Adriana estaba sentada en la cama con el rostro bañado en una multitud de lágrimas mientras que entre sus manos habían un arrugado pergamino.

   -Adriana,¿qué ha pasado?- preguntó Aníbal notablemente preocupado,se acerco a ella y se arrodillo enfrente de Adriana,la tomo del rostro para obligarla a mirarle mientras que con el dorso de la mano secaba aquellas lágrimas.

    -Aníbal....-susurró Adriana con un hilo de voz,tiró el pergamino a un lado y se arrojo sobre él,Aníbal casi perdió el equilibrio pero rodeo la cintura de Adriana con sus brazos.

    -¿Qué pasa?

    -Mi padre....mi padre engaño a mi madre....

    -¿Cómo que la engaño?- Adriana cogio la arrugada carta y se la dio a Aníbal para que lo leyese. Aníbal tomo la carta entre sus manos y empezó a leerla,estaba en un perfecto latín. Se quedo helado al leerlo. Básicamente era una carta de la reina Roxana a Marcus,en la que decía que tras la última estancia en Bitinia del romano,el viajr fue por relaciones diplomáticas entre Roma y Bitinia, Roxana estaba embarazada de él. ¿Adriana y Selene tenían un hermano? Se había hablado de que el rey bitinio Nicomedes eres estéril,pero estos rumores pasaron tras que Roxana dio a luz al príncipe de Bitinia,Cielas,y el nacimiento de Cielas fue un año antes del nacimiento de Adriana y Selene...entonces....¿Cielas era hermanastro de Adriana y Selene? Seguramente la madre de ellas nunca supo de esta infidelidad,¿o si? Lo que empujo a Cibeles a abandonar Roma llevándose a Adriana a Siracusa fue por dos motivos: política y una pelea con Marcus,¿y si Cibeles se entero del bastardo de Marcus? No era una idea muy descabellada...

    -Mi padre le fue infiel a mi madre con esa reina de los lupanares- siseo Adriana aún con lágrimas en sus ojos.

    -Cielas es tu hermano....bueno,hermanastro.

    -Mi hermanastro....¿por qué mi padre pudo....?

    -Tu padre era apenas mayor que Sadik,Roxana era una mujer bella...ya sabes,la edad.

     -Por esa regla de tres yo debi haberte sido infiel,te recuerdo que era apenas un año mayor que Sadik cuando me case contigo.

     -Adriana,tranquilizate,esto puede quedar entre nosotros.

     -Aníbal....Cielas quiso casarse conmigo,le pidio mi mano a Julius pero él dijo que no porque tu te adelantaste. Mi propio hermano quería casarse conmigo.

      -Adriana,te recuerdo que Julius y Selene son abuelo y nieta.

      -Lo sé,pero mi padre lo que le hizo a mi madre fie una crueldad,no se merecía eso,mi padre era bueno y tuvo un desliz....pero de su desliz nació un bastardo.

      Marcus había sido un hombre que había amado con locura a Cibeles y a sus hijas,pero lo que había pasado fue una sobredosís de alcohol en la corte de Bitinia y a merced de una reina insatisfecha con su marido pues Marcus acabo cayendo. Marcus embriagado había llamado a Roxana con el nombre de su esposa,Cibeles. Esto clato estaba que Adriana no lo sabía y era algo que Roxana había omitido en la carta a Marcus. Tal y como supuso Aníbal uno de los motivos de que Cibeles marchase de Roma con Adriana,ya que Selene quiso quedarse con Julius,ya que aún siendo niña quería estar con él,fue que Cibeles se enteró de la infidelidad,pero iba a perdonarle porque amaba a Marcus y estaba dispuesta a que aceptase al hijo de Roxana,que le diese su apellido,pero el destino se les trunco con la muerte de ambos a manos de Aníbal.

      La excitación obviamente se esfumó y Aníbal paso el resto de la noche teniendo a Adriana entre sus brazos,llorando a mares por ver como los esquemas de su vida se habían roto,el recuerdo tierno y puro de la fidelidad de sus padres fue empañado,pero quizás Cielas desconocía que era su hermana cuando la pidió en matrimonio,sería lo más problable.

3 comentarios:

  1. Pobre Adriana... que pena que no sepa como fue todo en realidad, estaba borracho y además la llamó Cibeles. Es una pena que ahora crea que su padre no quería a su madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marcus amaba realmente a su mujer,Roxana le emborrachó para acostarse con él y de hecho aún borracho Marcus pensó en Cibeles. Ya veremos si conocerá la verdad pronto y como acaban Adriana y Cielas

      Eliminar
  2. Ojalá la conozca, espero el próximo, esto se está poniendo muy interesante.

    ResponderEliminar