Translate

martes, 19 de agosto de 2014

Invictus: "Deseo y nueva noticia:

   Un rato más tarde Aníbal volvió a su casa,poco después de que sus hijos se acostasen una vez pasada la tierna escena de los tres con su madre tratándo de animarla,se había entretenido un poco por culpa de Aderbal que lo había convencido para ir a beber un poco de vino en una taberna,pero pensaba en que Adriana estaría despierta cuando llegase,cosa que se equivoco porque cuando entró en su habitación conyugal su esposa dormía plácidamente por primera vez en días desde que se supo lo del bastardo de su padre desde entonces no había dormido mucho o lo poco que hubiesr podido dormir tuvo pesadillas con respecto a Cielas,Aníbal agradeció al verla descansar tan tranquila porque últimamente compartían los dos lo de tener pesadillas,pero unas no eran comparables con las otras en unas había sangre y en otras traiciones.

  -Al menos descansas por primera vez en varías noches.- murmuró Aníbal sentándose al borde de la cama junto a ella,la romana dormía boca abajo dejando que sus negros cabellos azabaches cayesen sobre la almohada,tapando parcialmente su rostro dormido,Aníbal acarició con suavidad la espalda de Adriana acariciando con las yemas de los dedos por encima de la fina túnica de lino haciendo leve presión con los dedos para notar ligeramente las vértebras.
  Aníbal se sintió deseoso cuando sus manos bajaron hasta más abajo de la cintura de Adriana y más abajo. No aguantó mucho y se quito la ropa,lamentaría  despertarla pero bueno así los dos se relajarían....y para decirle una cosa que muy pronto tendría que ver no sólo con él si no también con Sadik era mejor que estuviese tranquila y relajada porque si no se pondría histérica.
   Subió las manos,levantando la túnica de lino para dejar el cuerpo de Adriana al descubierto,ella despertó al notar las fuertes manos de Aníbal sobre su suave piel.

  -¿Qué haces?- preguntó Adriana con voz adormilada pero con una sonrisa picarona al verle sin la ropa.

  -¿Tú que crees?- Adriana se giro para besarle,gesto que fue totalmente correspondido  por Aníbal,fue un beso profundo cargado de sensualidad y erotismo,sus lengua se entrelazaban y sus salivas se mezclaban. Pronto la ropa de ambos quedo en el suelo,el contacto de sus pieles les quemaban de manera gozosa.
 Aníbal tumbo a Adriana en el lecho y no tardo en colocarse encima de ella,sintiendo el contacto de la suavidad que poseía blanquecina piel romana.

  -"Tiene la piel muy suave"- pensó el púnico mientras hundía sus rostro en los cabellos de sus mujer,inspirando su embriagador aroma,su perfume floral le volvía loco,juraría que eran margaritas y jazmín. Pero repentinamente Adriana le agarró por los hombros y le indico de un movimiento que se tumbase en la cama,cosa que el general hizo y pronto tenía subida a horcajadas a Adriana.
  La romana lentamente se introdujo en su interior el miembro completamente erecto de Aníbal,quien sintió la deliciosa sensación de su miembro rodeado del delicioso calor. Adriana empezó a contonearse sensualmente encima de Aníbal,gimiendo ambos de placer a la vez que Adriana movía sus caderas a un ritmo más fuerte cosa que ambos disfrutaron. Pero Aníbal se incorporo,sentándose en el lecho con Adriana aún sentada en su regazo para devorar los suculentos pechos romanos,llegando a morderlos a lo que Adriana gemía mezcla dolor y mezcla placer,pero pronto Adriana apartó su cabeza de sus pechos para besar a Aníbal,beso totalmente correspondido. Adriana le abrazaba contra él amorosamente,sintiendo la presión del duro y musculoso pecho de Aníbal contra sus suaves pechos. Las manos de él se encontraban en su cintura pero bajaron para agarrar las nalgas de Adriana con algo de fuerza.
   Sus cuerpos estaban empapados en sudor,sus bocas degustando el sabor de la boca del contrario,movimientos fuertes pero sensuales,unidos por la lujuria y el infinito amor. Los movimientos de Adriana se incrementaron y Aníbal hundió la mando en el pelo de Adriana para darle un fuerte tirón de pelos para que echase para atrás su cabeza y dejase al descubierto su cuello el cuál fue chupado,lamido y mordido,cosa por lo que los gemidos de Adriana aumentarón porque el cuello era una de sus zonas más sensibles. Ella apretó sus piernas en torno a la cintura de Aníbal,el clímax estaba ahí,cerca,muy cerca y de unos cuantos movimientos más bruscos aún ambos ni tardaron en alcanzarlo,derramándose el cartaginés dentro de ella abundantemente,llenado su interior con su cálida y espesa ensencia,Adriana a su vez mojo un poco el pubis de Aníbal con sus fluídos vaginales.
  Cayeron rendido en la cama,agitados pero inmensamente satisfechos. Pero Aníbal trago saliva porque tenía algo importante que decirle a Adriana.

   -Adriana,tengo una cosa importante que decirte.

   -Dime.- Adriana se recosto al lado de Aníbal y apoyando su cabeza en su pecho,escuchando los latidos del corazón de Aníbal,un sonido constante y tranquilo.

   -Me han destinado a Iberia,en unos dos meses tendré que ir a la Cesetania.- Adriana se incorporó repentinamente,mirándole incrédula.

   -¡¿Qué?! P-pero dentro de dos meses....-no....en dos meses Sadik habría cumplido ya los quince años.

   - Sadik tendrá que venir conmigo,entrará dentro de unas semanas en el ejército y en dos meses tendrá su primera campaña militar.



6 comentarios:

  1. Sensualidad y deseo en tus imágenes. Me gusta este ramalazo de hoy. Lástima que a un momento de tanta pasión le sobrevenga un momento tan desesperante. No era el mejor momento pero imagino que no se le ocurrió otro :-)
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Atrapar a alguien mediante la pasión para dar una mala noticia es una estrategia interesante,pero a la vez arruina un tierno momento.
      Un beso

      Eliminar
  2. felicitaciones por la autenticidad con la cual escribes y la belleza de tus imagenes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias,siempre es un placer tenerte aqui ^-^

      Eliminar
  3. La narración que lleva éste capítulo ha sido sensual, se puede percibir el deseo.. Y las imágenes son perfectas..
    Aunque tener que recibir ésa noticia justo después de todo eso ufff xD

    Muy buen capítulo, bonita... Salgo de a ratitos de las sombras para comentarte, pero que sepas que no abandono tu historia, que me encanta por la época en la que está ambientada y tu forma de narrarla ;)

    Besazos!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado, aunque lo cierto es que no es el mejor momento para dar una noticia como esa, pero tambien asi la recibe en un ambiente calmado, aunque vaya, estropea el momento ;);). Besos.

    ResponderEliminar