Translate

viernes, 20 de diciembre de 2013

Suavis Inimicitia "Preguntas"



Aníbal a duras penas consiguió llevarse a Adriana a rastras a la alcoba donde estaban los niños al cuidado de una esclava en lo que Adriana le sacaba los ojos a Selene.

            -Tienes más fuerza de lo que esperaba- musitó Aníbal aún arrastrando a Adriana,la tenía que sujetar con muchísima fuerza,obstruyéndole el pecho a su mujer porque si aflojaba la fuerza Adriana se le escapaba,ya lo había pasado dos veces en los que al verla respirar con un poco de dificultad aflojo la fuerza y casi se le escapo Adriana para arrancarle la cabeza a Selene.

            -¡¿Tú no tienes sangre en las venas o que?! - grito Adriana histérica,no entendía a su marido, claro que estaba rabioso y enfadado,y lo iban a pagar,pero en ese momento no iba a arrancarle la cabeza a Julius y Selene porque no era el lugar ni el momento. Además Adriana era princesa y no debía rebajarse a pelear como una vulgar mujerzuela.

            -¡Adriana,para ya!- aflojo un poco la fuerza para ver si Adriana se calmaba y al ver que casi se le escapaba, la agarró con mucha fuerza del brazo y para que se le calmase la histeria no se le ocurrió otra cosa que darle una fuerte bofetada a Adriana,cruzándole la cara.
            Adriana por el fuerte impacto de la bofetada dada por su marido salió del estado de histeria, pero la mirada fulminante que le hecho a Aníbal era una clara señal de que seguía muy enfadada.

            -No me mires así,Adriana- ver semejante mirada miel enturbiada por el enfado no le gusto,porque parte de ese enfado era por la bofetada que le dio,si no era la primera vez, pero no se terminaba de acostumbrar a esa mirada cargada de odio,húmeda por lágrimas que se escapaban de esos ojos. La aferró con fuerza del brazo y la llevo hasta la habitación dónde estaban los niños. Fue una sorpresa ver que no estaban solos.
            Fabio y Ailis estaban ahí. Fabio estaba enseñando a jugar a Sadik a latrunculi y Ailis estaba jugando con la pequeña Aradna.

            -¿Qué hacéis aquí?- preguntó Aníbal secamente, Adriana inspiró profundamente para relajarse y que los recién casados no notasen su enfado.

            -Es una sorpresa veros aquí.

            -Es mi casa,Adriana, puedo entrar libremente- rió Fabio bromeando mientras le quitaba a Sadik una ficha de la mano que estaba a punto de meterse en la boca,era un poco pronto para Sadik aprender a jugar al latrunculi.

            -Y que queríamos veros a vosotros- Ailis y Fabio se miraron entre si,una cosa que tenía la gran complicidad que tenían los recién casados era que con una sola mirada se entendían y eran claras sus intenciones: consejo. Con los padres de Fabio les daba vergüenza, Adelphos era soltero y se prometió a si mismo no casarse por el desengaño amoroso de Adriana, nadie le creía. Y con Julius y Selene no querían ni hablar,de modo que con Aníbal y Adriana tenían más confianza porque conocían a Adriana de toda la vida,tanto por ser Fabio primo de Adriana cómo Ailis siendo la mejor amiga de Adriana.

            -¿Podemos hablar en privado,Aníbal?- preguntó Fabio cogiendo a Sadik en brazos y tratando de llevarse a Aníbal lejos de las mujeres.

            -Depende,romano- el odio a los romanos de Aníbal aumentó por el insulto que recibió su hijo,de modo que casi arrancó a Sadik de los brazos de Fabio. Este suspiró,creyó que Aníbal podía apreciarlo,pero en ese momento creía que no.

            -Delante de las mujeres no....- susurró Fabio ligeramente avergonzado, Aníbal gruño notablemente molesto,aún con Sadik en brazos,le hizo una seña a Fabio con la cabeza para que saliesen al balcón para poder hablar tranquilos.

            -Tú dirás.

            -Bien....esto....¿qué podrías aconsejarme sobre el matrimonio?- Aníbal se contuvo para no soltar una carcajada,¿era eso?

            -¿Problemas en la camita, Fabio?

            -¡No!-el romano le tapo los oídos al niño con las manos para que no escuchase ciertas palabras,era demasiado joven -No digas ciertas cosas delante del niño....

            -Mejor que lo oiga de boca de su padre que de otro- Fabio suspiró un poco avergonzado,Aníbal le imponía y mucho.

            -Adriana y tú....¿cómo va vuestro matrimonio?- Aníbal se quedo pensativo,habían tenido sus peleas,claro,había habido muchísimos momentos de pasión, de separación....

            -Bien- Fabio inspiró y bombardeo a Aníbal a preguntas,sobre cómo decidió tener un hijo, cómo trato a Adriana desde que se casaron, si estuvo nervioso en la noche de bodas entre más cosas.


            -Adriana,necesito consejo,querida amiga- dijo Ailis en voz baja, Adriana asintió con la cabeza,conocía esa sensación de euforia de recién casada y conocía lo suficiente a Fabio y a Ailis cómo para saber que estaban asustados por la convivencia que les venía encima y por toda la vida que les vendría encima.

            -Estuve así tiempo,Ailis. Cuando Aníbal y yo nos casamos estaba muy nerviosa,eufórica....y asustada.

            -Así estoy yo,asustada- era muy difícil que la princesa de Catania admitiese tener miedo,pero el matrimonio era un camino muy muy largo y estando recién casados se veían increíblemente difícil.

            -Verás,mi matrimonio al principio fue muy difícil,Aníbal y yo casi no nos conocíamos, sólo convivimos tres semanas antes de la boda. Pero Fabio y tu os conocéis desde siempre,te has casado con tu mejor amigo,poca gente puede hacerlo- dijo Adriana sonriendo y cogiendo a Aradna en brazos,que estaba jugando con un pequeño muñeco.


            Aníbal por su parte le dijo a Fabio algunas cosas,por ejemplo que ninguno de sus matrimonio empezó con buen pie,pero con Adriana estaba siendo distinto,que era algo extraño lo que sentía por ella que no supo cómo explicarle a Fabio,además aunque pudiese no habría querido decírselo a ese muchacho,pero sabía que era amor. También le comentó que lo de los hijos que no se preocupasen,que eran jóvenes y que los críos llegarían. Hablando del tema de los hijos,Sadik se entretuvo en jugar con una cadena que llevaba Aníbal colgando al cuello. Aníbal miró por unos instantes a Sadik. Su hijo,luego su mirada paso a Adriana y a Aradna. Sus hijos y su mujer, merecía todo la pena por ellos.

5 comentarios:

  1. carmen del rio alonso22 de diciembre de 2013, 3:28

    Me ha encantado, estoy segura de que Ailis y Fabio seran muy felices juntos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro qur les ita genial. Es normal que al principio esten un poco asustados pero se les pasara

      Eliminar
    2. se ve que se quieren, hacen buena pareja, serán felices juntos estoy segura.

      Eliminar
    3. Son una de las parejas mas lindas. Es mi segunda favorita,la primera son Aníbal y Adriana jeje

      Eliminar
  2. carmen del rio alonso22 de diciembre de 2013, 3:31

    Por cierto puse nueva entrada

    ResponderEliminar